Kabbalah.info - Kabbalah Education and Research Institute

223. Vestidura, saco, mentira, almendra

Lo escuché


“Nadie ha de llegar a la puerta del rey vistiendo sacos”. Esto significa que cuando uno despierta y descubre cuán distante está del Creador, y cuán lleno de transgresiones, pecados y crímenes, no puede adherirse al Él ni recibir ningún tipo de salvación del Creador. Esto se debe a que se encuentra vestido con una vestidura de sacos, y así no puede entrar al palacio del Rey.

Por lo tanto, es necesario que uno descubra su verdadera situación, tal como esta es, sin tapujos. Mientras tanto, el propósito entero de las Klipot (cáscaras) consiste de cubrirla y esconderla; pero aquel que ha sido recompensado desde Arriba, puede descubrir y ver su propio estado. No obstante, debe saber que esto no representa un estado de perfección, sino esencialidad. Y el tiempo de amargura recibe se denomina Dálet[1]. Cuando esta es añadida con un Sak (saco), se forma la palabra Sháked (almendra) que apresura la redención.

Aun así, cuando uno forma por sí mismo la amargura en el trabajo, es decir, cuando puede realizar la introspección, se alegra de que de todos modos puede percibir la verdad. Esto se considera que lo está haciendo en estado de Rosh (cabeza); en otras palabras, la parte más importante. Y esto se llama Resh[2]; y unida con Sak, forma la palabra Shéker (mentira). Sin embargo, este trabajo debe realizarse como si lo hubiese agarrado un diablo, e inmediatamente fortalecerse en su fe de que todo habrá de ser corregido.



[1]  Cuarta letra del alfabeto hebreo

[2]  Vigésima letra del alfabeto hebreo

 

Biblioteca

Nuevo Curso Virtual

Canal de Cabalá

The Books

Cabala_para_no_inciados-S-1
Cabalá para No Iniciados
Adquirir

Rescate_De_La_Crisis_Mundial-S-1
Rescate de La Crisis Mundial
Adquirir

Share On