Kabbalah.info - Kabbalah Education and Research Institute

228. El pescado precede a la carne

Lo escuché el 1 de Adar; 21 de febrero de 1947, en Tiberíades


La razón por la que comemos pescado primero en una comida, es que el pescado se sirve libremente y sin ninguna preparación. Por eso se come primero el pescado, puesto que no requiere preparación alguna. Así está escrito: “Recordamos el pescado que acostumbrábamos comer en Egipto gratuitamente”. Y el Zóhar interpreta la expresión “gratuitamente” refiriéndose que es sin Mitzvot, es decir, sin preparación.

Y, ¿por qué el pez no requiere preparación? El hecho es que, vemos que un pez solo se considera Rosh (cabeza), pues no tiene manos ni piernas. Entendemos que se refiere al texto: “Yosef quería un pez y encontró una Margalit (perla) en su carne”.

Margalit” es el estado de “Meraguel” (espía); y pez indica que ahí no hay negociación alguna, que alude a la ausencia de manos y de piernas. Y “a la mitad” quiere decir que, a través del ascenso de Maljut a Biná, cada nivel ha sido partido a la mitad; y por medio de esta división, se creó un lugar para los ”espías. De este modo, la negociación es solamente sobre los “espías”, puesto que la Torá entera se extiende de allí. Y este es el asunto de la Margalit que cuelga de su cuello, y todo enfermo  que la mirara, sanaba inmediatamente.

Sin embargo, no existe recompensa solamente en el estado de pez, salvo por el hecho de que es gratuito, tal como está escrito: “que acostumbrábamos a comer en Egipto gratuitamente”. “Un ojo abierto que nunca duerme no necesita ser cuidado”, dado a que el asunto de pescados corresponde al estado de Jojmá y de Shabat, que preceden a la Torá.

Y la Torá representa la negociación. Este es el significado de la frase “no he podido encontrar mis manos ni mis piernas en el seminario”. Esto se refiere a que no hubo negociación. “Gratuitamente” quiere decir que no requirió negociación; y la Torá representa el próximo mundo, discernido como “satisfechos y regocijados”, sin que la satisfacción apague el placer, pues es placer del alma. Pero en el estado de Shabat que precede a la Torá, considerado como Jojmá, llega a un estado de cuerpo; y el cuerpo es estado de límite donde la satisfacción apaga el placer.

 

Biblioteca

Nuevo Curso Virtual

Canal de Cabalá

The Books

Cabala_para_no_inciados-S-1
Cabalá para No Iniciados
Adquirir

Rescate_De_La_Crisis_Mundial-S-1
Rescate de La Crisis Mundial
Adquirir

Share On