Kabbalah.info - Kabbalah Education and Research Institute

236. Mis persecutores me injurian todo el día

Tishrey 6, 17 de septiembre de 1942


“Porque la envidia por tu casa me ha consumido; y mis persecutores me injurian todo el día” (Salmos 69:9). Los agravios y las injurias se manifiestan de varias formas:

  1. Durante el Trabajo, cuando uno realiza un acto de Mitzvá, el cuerpo  le dice: “¿Qué obtendrás a cambio de esto? ¿Qué beneficio?”. Por eso, incluso cuando se supera y consigue hacerlo de forma coaccionada, esta Mitzvá aún se considera una carga. Esto da lugar a la pregunta: si realmente está observando el mandamiento del Rey y le está sirviendo, debería sentirse feliz, ya que es natural que quien esté sirviendo al Rey se alegre por ello. Pero aquí sucede lo contrario. Entonces, resulta que aquí uno siente un estado de injuria y agravio; y esta coacción le prueba que realmente no cree estar sirviendo al Rey, y que no existe peor injuria que esa.
  2. O, puede ocurrir que descubra que no se encuentra adherido al Creador el día entero, puesto que no lo percibe como algo real; y ciertamente resulta imposible estar adherido a una cosa vacía. Por lo tanto, de distrae (mientras que algo real, allí donde hay placer, por lo contrario, es difícil de olvidar. Y si desea  distraerse, debe esforzarse para borrar esto de su mente). Esto se llama: “mis persecutores me injurian todo el día”.

Esto aplica a toda persona, pero la diferencia radica en la sensación. Sin embargo, aun si uno no lo siente, se debe a que no ha prestado atención para ver este estado tal como es. Es similar a aquél que tiene un agujero en el bolsillo, por el cual caen las monedas, y así termina perdiendo todo su dinero. No importa el hecho de que sepa o no que tiene un agujero en el bolsillo. La única diferencia está en que, si sabe que tiene un agujero, entonces podrá arreglarlo. Pero esto no cambia el hecho de la perdida de dinero. Por lo tanto, cuando nota de qué manera el cuerpo, llamado “mis persecutores”, injuria al Creador, la persona dice: “Porque la envidia por Tu casa me ha consumido”, y desea corregirlo.

 

Biblioteca

Nuevo Curso Virtual

Canal de Cabalá

The Books

Cabala_para_no_inciados-S-1
Cabalá para No Iniciados
Adquirir

Rescate_De_La_Crisis_Mundial-S-1
Rescate de La Crisis Mundial
Adquirir

Share On