Kabbalah.info - Kabbalah Education and Research Institute

Introducción al libro “La boca del sabio”


Es conocido de boca de los autores y de los libros, que el estudio de la sabiduría de la Cabalá es absolutamente obligatorio para cada persona de Israel. Y si una persona estudió toda la Torá completa y conoce la Mishná y la Guemará de memoria, y si también está colmada de virtudes y buenas obras más que sus contemporáneos, pero no ha aprendido la sabiduría de la Cabalá, está obligada a  reencarnar y venir nuevamente a este mundo para estudiar los secretos de la Torá y la sabiduría de la verdad. Esto se ha publicado en varios sitios en los escritos de nuestros sabios.

Esto es lo que dice El Zohar respecto a “Cantar de los Cantares”, en explicación del verso: “Si no lo sabrás tú, la más hermosa entre las mujeres”, lo cual nuestros sabios interpretaron acerca del alma que llega delante del Trono luego del fallecimiento de una persona. A la que el Creador le dice: “Si no lo sabrás tú, la más hermosa entre las mujeres”. A pesar que tú eres la más hermosa entre mujeres y merecedora de buenas obra más que todas las almas, si no tienes el conocimiento en los secretos de la Torá, “sal y sigue las huellas del rebaño”, sal de aquí y vuelve a éste mundo. “Y alimenta a tus cabritos, junto a las tiendas de los pastores”, vete allá a los seminarios y aprende los secretos de la Torá por medio de los discípulos de los sabios.

Debemos entender sus palabras, en eso que engancharon la perfección de la persona sobre el estudio de la sabiduría de la verdad. Aparentemente, ¿Cómo es que estoy restando las palabras de la Torá revelada? No encontramos en ninguna parte, que sea una obligación sobre la persona el entender todos los temas que se encuentran en la Torá, tal que no completará si le faltase un tema en la Torá. Al contrario, nuestros sabios dijeron “que no es el estudio lo más importante, sino el acto”. Nuestros sabios también dijeron, “Uno es el que aumenta, otro es el que disminuye, con tal que su corazón se dirija al Cielo”, y hay muchos refranes como estos.

Con el fin de alcanzar la profundidad de sus antedichas palabras, antes debemos entender y conocer de buen agrado, lo que fue escrito muchas veces en El Zohar y los Tikkunim (Correcciones del Zohar), que: “La Torá, el Creador, e Israel, son uno”. Al parecer son cosas muy sorprendentes.

Antes de dilucidar sus palabras, te comunicaré que nuestros maestros definieron para nosotros una gran regla acerca de todos los nombres sagrados y las denominaciones que se encuentran en los libros. Estas son sus palabras de oro: “Todo lo que no alcancemos no lo definiremos por un nombre”. Significa que: Es sabido que no hay pensamiento ni percepción de Él en lo absoluto, como está escrito en el artículo “Reveló Eliyahu” al comienzo de los Tikkunim del Zohar. Que acerca de la Esencia del Creador incluso el pensamiento está prohibido, y ni que decir del habla.

Todos los nombres con los que Lo denominamos, no son sobre el aspecto de Atzmutó (Su Esencia), sino solamente sobre Sus Luces, las cuales se extienden de Él hacia los inferiores. Incluso el nombre sagrado Ein Sof (Infinito), citado en los libros de Cabalá, también es un aspecto de la Luz que se extiende de Atzmutó.

Pero ya que Él determinó que Su Luz, la cual se extiende desde Atzmutó, sea alcanzada por los inferiores en el aspecto de Ein Sof; por lo tanto, ha sido definida por un nombre y una palabra. Pero no se refiere a Atzmutó, ya que no hay pensamiento ni percepción de Él en lo absoluto. Por lo tanto, ¿Cómo la definiremos con un nombre y una palabra, puesto que todo lo que no alcancemos no lo definiremos con un nombre?

Todo el que empieza a indagar en la sabiduría de la verdad, antes de cada escrutinio en un libro de Cabalá, debe contemplar la gran regla general, ya que en Atzmutó incluso el pensamiento está prohibido, ya que no hay pensamiento ni percepción de Él en lo absoluto, ¿Cómo mencionaremos de Él un nombre o una palabra, la cual indica alcance?

Lo que sí, respecto a Sus Iluminaciones las cuales se extienden desde Él, las mismas que son todos los nombres sagrados y las denominaciones citadas en los libros; es lo contrario, el investigar y examinar acerca de ellas es un gran Mitzvá (Precepto). A lo cual cada persona de Israel está completamente obligada, estudiar y comprender los secretos de la Torá y todas las formas de Su otorgamiento a los inferiores, lo cual es la esencia de la sabiduría de la verdad y la recompensa de las almas en el futuro venidero.

Está escrito en los libros de explicaciones de nuestros sabios, en El Zohar, y los Tikkunim, que todos los Mundos Superiores y todas las Sagradas Sefirot de los cinco mundos de AK y ABYA, han sido preparadas de antemano en cantidad y cualidad para el perfeccionamiento de los hijos de Israel. Porque el alma de un hombre de Israel es una parte divina de lo Alto. Y “El fin del acto está en el pensamiento inicial”, el cual surgió en Su Simple Voluntad para deleitar a las almas mediante la recompensa de sus esfuerzos a cambio de su labor. Y por este motivo, toda la realidad se extendió delante de Él por medio de una secuencia de causa y consecuencia la una con la otra, en el descenso de los grados a través de los mundos de AK y ABYA. Hasta que finalmente se obtuvieron dos discernimientos vestidos uno dentro del otro; es decir, un alma que desde las ocultaciones de los cielos se expande y se viste en un cuerpo material.

Y así como la realidad se extendió hasta el nivel inferior, el cual es el cuerpo material sobre un alma. De la misma manera fue hecho el encadenamiento por medio de causa y consecuencia, en el aspecto de la esencia de la existencia de la realidad, las cuales son las formas de Su otorgamiento que están encadenadas por medio de gradaciones. De tal manera que la Luz Superior que es Alta por encima de lo Alto, finalmente se extenderá y llegará al alma vestida en el cuerpo material en este mundo, como está escrito, “y la tierra será llena del conocimiento del Señor, y no enseñará más un hombre a su vecino, ni un hombre a su hermano, diciendo: ‘Conoce al Señor’; porque todos Me conocerán desde el más grande hasta el más pequeño de ellos”.

Y fue escrito por nuestros sabios y en El Libro del Zohar, que “Toda la Torá completa son los nombres del Creador”. Todas las historias y las leyes y las oraciones, todo son Sus Nombres Sagrados”. Y según lo explicado anteriormente, que “Todo lo que no alcancemos no lo definiremos por un nombre”, entenderás correctamente, que el secreto de los Nombres Sagrados del Creador son el secreto de los alcances que se han extendido desde Él hacia Sus siervos, los profetas y los justos, cada cual según su mérito, como está escrito, “Yo y Tu pueblo nos distinguimos de todas los pueblos que están sobre la faz de la tierra”.

Esta distinción nos llega por medio de la recepción de la Torá y el cumplimiento de las Mitzvot, empezando con el asunto de lo revelado solamente. Ya que su virtud es purificar nuestros cuerpos y desarrollar nuestras almas en tal medida, hasta que seamos merecedores de alcanzar toda la Torá completa y sus Mitzvot en el aspecto de Sus Nombres. Esta es toda la recompensa destinada para las almas en el futuro venidero. Sin embargo, también en este mundo, tal como dice en la Guemará, “Verás tu mundo en tu vida”.

Con esto nos queda claro aquello que se menciona en varios lugares en el Zohar, que lo que es denominado como TaRIaG Mitzvot (613 Preceptos) son “TaRIaG Eitin de Oraita” (613 consejos de la Torá). Y en muchos lugares en el Zohar se lee que los “TaRIaG Mitzvot” son “TaRIaG Pkudim” (613 órdenes). Ya que de comienzo la persona está obligada a guardar Torá y Mitzvot a fin de purificar su cuerpo y desarrollar su alma. Entonces encontramos que para él, los 613 Mitzvot están en el aspecto de los 613 Eitin; es decir “consejos”, tal que finalmente será purificado para llegar delante del Rey y merecer la Luz de Su Rostro. Puesto que la observancia de la Torá y el cumplimiento de las Mitzvot lo purifican lentamente, hasta que sea recompensado con la Luz del Rostro del Rey de la Vida.

De igual manera está escrito en la Guemará: “¿Acaso le importa al Creador si se faena al toro por la garganta o si se lo faena por detrás del cuello?  Excepto que no nos dieron la Torá y Mitzvot sino para purificar con ellos a Israel”.

Sin embargo, luego que ha sido purificado suficientemente y merece la Luz del Rostro del Rey, entonces los ojos y alma le serán abiertos y será recompensado para alcanzar las 613 Luces Sagradas, que se encuentran en los 613 Mitzvot, los cuales son el secreto de Sus Nombres Sagrados, los mismos que le llegan por motivo de su alcance. Y por medio de la observancia de cada una de las Mitzvot, se apropia de una parte de la luz que acompaña a la Mitzvá. Porque en definitiva la Mitzvá es el Kli y en él se viste la Luz; es decir, es un Nombre Sagrado, cuyos detalles se le atribuyen a esta Mitzvá. Lo que significa que: “La Mitzvá es una lámpara y la Torá es la Luz”.

Es entonces que se les llama  613 Mitzvot “613 Pkudim”. Semejante a una persona que deposita piedras preciosas y gemas en una vasija y le dice a su amado: “Toma esta vasija para ti, pero cuídala de los ladrones y asaltantes”. Y encontramos que todo lo que hablaron entre ellos es únicamente de la vasija, pero el propósito principal está en las piedras preciosas depositadas allí.

Es sabido en los libros de Cabalá, que el significado del Nombre Sagrado “El Santo Bendito es Él" o Kudsha Berij Hu (en arameo) mencionado por nuestros sabios en El Zohar, es nombrado en relación al nombre HaVaYaH (ה''הוי)[1]. Este Nombre Sagrado contiene a todos los Nombres Sagrados hasta el más Alto de los Altos. De esta manera aprendemos que “La Torá y el Creador son uno”, aunque las masas no Lo hayan visto en la Torá, sino solamente en las historias, leyes y oraciones.

No obstante, ya he explicado que “manzanas de oro son adornadas con plata”, así es como son llamadas las 613 órdenes, tal como nuestros sabios dijeron: “Toda la Torá completa son los nombres del Creador”. Es así que: “la Torá y el Creador son uno”. Pero en el significado de “general y particular”, es el Creador el que contiene todos los nombres y la Luz general, y la Torá está dividida en 613 Luces. Resultando que todos ellos juntos son uno y el Creador mismo.

Ahora, aun nos queda por explicar el aspecto de Israel. Y necesito que primeramente entiendas el asunto de la multiplicidad de las formas separadas en la espiritualidad; es decir, cómo y en qué están divididos y separadas una de la otra. Puesto que las cosas corpóreas son separadas por un cuchillo o cosas semejantes, o el espacio y el tiempo distinguen y separan entre ellas. Tal cosa no se podría pensar en la espiritualidad, ya que estas están por encima del lugar y tiempo como es sabido.

Sin embargo sabe, que en la espiritualidad, todo el asunto de la diferencia entre las Luces Superiores no está sino en la diferencia de forma. Por ejemplo: Las almas mentales de las personas, que por supuesto cada alma de una persona y de esta con su amigo, están divididas y separadas para sí mismas. Sin embargo, toda la importancia de su diferencia no está más que dentro de la diferencia de forma; es decir, que el alma de uno es buena, y la del otro es mala; o que una alcanzó sabiduría, y la otra insensatez, etc. Acerca de esto nuestros sabios dijeron: “Así como sus caras difieren una de la otra, así sus criterios difieren uno del otro”.

Y con esto queda entendido, que si todas las personas hubiesen llegado a conceptos y tendencias equivalentes sin ninguna diferencia en lo absoluto, entonces ciertamente, todas las almas de todos los habitantes del mundo hubiesen sido consideradas como una sola alma. Su valor sería como la luz del sol, ya que la luz viste a todos los habitantes del mundo, y de todas maneras no discernimos en lo absoluto, que hay formas separadas de la luz del sol. Del mismo modo, hubo un alma ideal vestida en muchos cuerpos, puesto que los lugares no se separan en lo absoluto en asuntos espirituales, si no hay en sus calidades una forma separada.

Ahora llegaremos al escrutinio, ya que es sabido que el significado de las almas de los hijos de Israel, es que ellas son una parte divina de lo Alto. Dado que el alma se descolgó por vía de causa y consecuencia y, bajó grado por grado hasta que se hizo merecedora para entrar en este mundo y vestirse en un cuerpo material impuro. Que por medio de guardar la Torá y observar sus Mitzvot, se encuentra ascendiendo de grado en grado hasta que su estatura sea completada, digna de recibir su recompensa completa. La cual se le prepara de antemano; es decir, el alcance de la sagrada Torá en el aspecto de los Nombres del Creador, los cuales son el significado de las 613 órdenes.

Ahora podrás ver con tus propios ojos que “la Torá e Israel son uno”. Y que toda la diferencia entre la Torá y el alma está solamente en la propiedad de la diferencia de forma que se encuentra en ella, la cual ha sido reducida en aspecto de una pequeña Luz, y la Torá es una Luz Simple que se expande desde Su Esencia, cuya sublimidad es interminable, como está escrito “la Torá y el Creador son uno”.

Sin embargo, al momento en que el alma completa toda su estatura, recibe la Torá por vía de Sus Nombres; es decir, alcanza toda la Luz depositada en la Torá y las Mitzvot, pues encontramos que la Luz del alma es igual a la Luz de la Torá. Puesto que ya ha alcanzado toda la Luz en la Torá. Pero mientras haya algún déficit en el alcance de una pequeña y sutil parte de la Luz general de la Torá, aun se la considera incompleta. Dado que toda su Luz ha sido preparada para las almas, tal como he explicado previamente, que “Todo lo que no alcancemos no lo definiremos por un nombre”.

Y ya que la Luz fue preparada para el alcance del alma y el alma no alcanzó todo, resulta que está incompleta, como está dicho, “observaré la Torá completa excepto por una cosa. Que ciertamente él es un malvado completo”. Sin embargo, de esta manera juzgarás en la observación de la Torá y las Mitzvot en el alcance de las 613 órdenes. Que de todas maneras está incompleta si carece de una cosa, sea grande o pequeña. Y así finalmente llegará a completar la ley de la perfección; es decir, que el alma alcanzó toda la Luz de la Torá. Sea que entonces no se encuentre ninguna diferencia de forma entre la Luz del alma y la Luz de la Torá. Es así que te he aclarado sutilmente, que “la Torá e Israel en realidad son uno”.

Dado que no hay diferencia de forma entre ellos, encontramos que en realidad son uno. Y puesto que ya hemos demostrado que “el Creador y la Torá son uno”, y puesto que ya hemos dado a conocer que “la Torá e Israel son uno”, es por lo tanto evidente que “la Torá, el Creador e Israel son uno”.

De todo lo que nos fue explicado anteriormente, encontramos que hay dos partes en la Torá y las Mitzvot:

  1. 1. La Torá y las Mitzvot es acerca de sus formas que se nos han revelado a todos nosotros, tal que ellas son el aspecto de la observación de las Mitzvot y el estudio de la Torá en forma de 613 consejos. Éstos tienen el poder de purificar y limpiar el cuerpo, y engrandecer la virtud del alma, tal que sea digna y meritoria de recibir la Luz del Rostro del Rey, como lo fue el alma en su raíz, antes de que peque y entre en este cuerpo bajo en el mundo bajo.
  2. 2. La observancia de las Mitzvot y el estudio de la Torá en la forma de 613 órdenes, las cuales son el asunto del alcance de Sus Nombres y toda la recompensa de las almas.

El mérito de la segunda parte sobre la primera, es como el mérito de los Cielos sobre la Tierra. Pues la primera parte es solamente el aspecto de la preparación, y la segunda parte de hecho, es el cumplimiento y el objetivo de la Creación.

Con esto explicaremos nuestras preguntas previas acerca de las palabras de nuestros sabios, que incluso si una persona sobresale en la Torá y buenas obras más que todos sus contemporáneos, pero no aprendió los secretos de la Torá y la sabiduría de la verdad, está obligada a reencarnar y venir nuevamente a este mundo.

Preguntamos: “¿Cuál es la diferencia entre esta ocupación de la sabiduría de verdad respecto a las ocupaciones que están en la Torá, ya que no encontramos en ninguna parte, que la persona esté obligada a ocuparse en todos los asuntos que están en la Torá? Al contrario, en muchos sitios hemos encontrado lo opuesto a esto; como: “Uno es el que aumenta, otro es el que disminuye, con tal que su corazón se dirija al Cielo”; y, “No es el estudio lo importante, sino el acto”.

Ahora con la ampliación queda clarificado aquél asunto: En que toda la parte de la Torá revelada no es sino, un aspecto de la preparación tal que seremos dignos y merecedores de alcanzar la parte oculta, la cual es la parte oculta que de hecho, es la misma totalidad y el propósito por el cual el hombre ha sido creado. Por eso, es indudablemente claro, que si a una parte le falta lo oculto, a pesar que guardó la Torá y observó los preceptos de su parte revelada, aun está obligada a reencarnar y venir a este mundo para recibir lo que le conviene recibir; es decir, la parte oculta, por medio de las 613 órdenes. Que sólo con esto es la completación del alma, tal como lo había predeterminado el Creador de antemano.

Y ahora ves la obligación absoluta, la cual es puesta sobre todo Israel, sea quien sea, para ocuparse en la interioridad de la Torá y en sus secretos. Que no será perfeccionado en la persona la intención de Creación hacia su prójimo. Esta es la razón por la cual reencarnamos, saliendo una generación y llegando otra, hasta esta nuestra generación, la cual es el remanente de las almas, sobre las cuales aun no ha sido completada la intención de la Creación, porque no pudieron lograr sobre ellas los secretos de la Torá en las generaciones pasadas.

Por esta razón dijeron en El Zohar: “Los secretos de la Torá y sus misterios serán revelados en los tiempos del Mesías”. Esto es claro para todo el que entiende, debido a que ellos estarán completando la intención de la Creación, por lo tanto se les recompensará con la llegada del Mesías. Y así de esta manera, los secretos de la Torá serán revelados entre ellos, puesto que si se abstienen de la corrección, estarán obligados a reencarnar.

Esto te establecerá qué es lo que hay que comparar acerca de esta interpretación en general, pues ¿Quién soy yo y quiénes son mis padres que me han premiado por hacer una interpretación con la expansión del conocimiento de los secretos escondidos en El Zohar y las escrituras del ARI? Y, ¿Por qué hasta ahora no hemos encontrado a ninguno que interprete esta sabiduría con un esclarecimiento tal como yo lo hice?

De lo dicho entenderás, porque nuestra generación está realmente en los tiempos del Mesías, tal que todos estamos ante el umbral de la corrección completa, ya que toda la prevención es el completo abandono de la sabiduría de la verdad en esta generación hasta su final, debido a la dificultad de los lenguajes y los asuntos dispersos.

Adicionalmente a todo eso está la pequeñez de mente y las abundantes dificultades habituales en esta nuestra generación. Por consiguiente, queriendo el Señor apresurar la redención de nuestras almas, atrajo una recompensa por medio de mi mano para revelar la medida en esta interpretación, y Su anhelo fue exitoso en mi mano.

Y no tuve otra razón, más que la que me vino para esclarecer esta revelación, como está escrito en El Zohar, “Una persona debe aprender un poco hasta de las tonterías”, como está escrito, “como el predominio de la Luz en medio de la oscuridad”. Porque después de haber sobrevivido en la ciudad de Varsovia en el estado de Polonia, encerrado entre mis cuatro paredes, no teniendo nada que ver con la oscuridad de mis alrededores, tuve el placer de establecerme en la Ciudad Sagrada de Jerusalén.

Y cuando anduve entre las personas de aquí, vi la pobreza de mi gente, la pobreza de sus mentes. Y la risa de los tontos me llegaba como el ruido de ollas bajo la ciudad, burlándose y pisoteando el corazón y el alma de nuestros anhelos, difamando en voz alta al Señor, a Su Torá, y a Su gente, sin ninguna sabiduría, entendimiento, ni conocimiento en la sabiduría de la Cabalá en lo absoluto. Solamente son un surtido de palabras y nombres, sin sentido ni moral, sólo palabras como las que están escritas. Es un privilegio murmurar palabras ociosas en el texto escrito con fe plena de que son cosas sagradas, que con esto el propósito de la Creación será completado en nosotros. Y cuando aquellos quienes se ocupan en las cosas literales con fe plena, aumentan en cantidad, inmediatamente llegará el Rey Mesías, pues con esto se completará toda la corrección, y nada más será necesario.

Y así fue hasta que me encontré con los famosos entre ellos, gente que ya ha gastado sus años en el estudio de los escritos del ARI y El Zohar. Tuvieron tanto éxito con los libros del ARI tal que llenaron sus bocas hasta causar asombro. Y son nombrados como la gente más santa que ha habido en la tierra. Les pregunté si habían estudiado con un Rav que haya tenido alcance en la interioridad de los asuntos. Ellos me respondieron: “¡Dios nos libre de mencionar algo así! Aquí no hay ninguna interioridad en lo absoluto, sólo palabras escritas que fueron intencionadas para nosotros, y nada más que eso, ¡Dios nos libre!”.

Les pregunté si Rav Jaim Vital había alcanzado la interioridad de los asuntos. Ellos me respondieron: “Por supuesto que él no alcanzó más de lo que nosotros alcanzamos”. Entonces les pregunté sobre el mismo ARI. Y replicaron: “Por supuesto que no supo nada de la interioridad más que nosotros, y todo lo que supo se lo pasó a su discípulo, Rav Jaim Vital y, así nos llegó a nosotros”.

Me burlé mucho de ellos: “De ser así, ¿Cómo fueron entonces compuestos los asuntos en el corazón del ARI sin ningún entendimiento o conocimiento?” Y me respondieron: “Que la composición de los asuntos él los recibió de boca de Eliyahu, y que él conoció la interioridad debido a que es un ángel”. Aquí deposité mi ira sobre ellos, pues mi paciencia para estar con ellos se había terminado.

Y ahora que vi que su insensatez se había enraizado en casi todos los que se ocupaban en esta sabiduría en aquél entonces, ¡ay de mis oídos que así escucharon! “Además era para subyugar a la reina conmigo en la casa”. Ya el sagrado Zohar se había lamentado amargamente por la falsedad de los pecadores en sus almas, diciendo que no hay secretos internos en la Torá, como está escrito en Parashat “Vayerá”: “¿Acaso ha venido la Torá para mostrarnos fábulas y cuentos históricos? Tales historias y fábulas se encuentran también entre las otras naciones”. Nuestros sabios dijeron que ellos desarraigan las plantaciones, ya que ellos solamente toman Maljut.

¿Qué hubieran dicho los autores del Zohar en opinión de la cultura de gente tan pecadora, que niega que haya algún conocimiento o sabiduría en las palabras del Zohar y la sabiduría de la verdad en sí mismos? Los cuales dicen de los secretos de la Torá en sí mismos, que no hay allí ningún conocimiento o percepción revelada en este mundo, sino palabras enteramente vanas. De esta manera llegaron a forzar la Sagrada Divinidad, Dios no permita, dentro del palacio del Rey. ¡Ay de ellos!, pues volvieron el mal a sus almas.

Nuestros sabios dijeron que la Sagrada Torá gime delante del Creador: “Tus hijos Me han convertido en una canción de tabernas”. Incluso hacen que la Torá no parezca una canción, sólo palabras aterradoras que levantan la ira y el desprecio en cualquier oyente. Además, piden una recompensa como Pinjas, diciendo que lo hacen con fe completa. Acerca de ellos la Escritura dice: “Puesto que se acercó este pueblo con su boca y con sus labios Me honran y su corazón está lejos de Mí”, y este es el motivo de la ruina del Primer Templo.

El adversario todavía baila entre nosotros, precisamente en los tiempos del Mesías, el cual es el tiempo de la finalización de los secretos de la Torá. El celo del Señor de los Ejércitos vino como fuego que no se extinguirá en mis huesos. Que por tal motivo ha sido creado en mi interior el despertamiento para revelar la completación de una medida tal, hasta que sepan que hay sabiduría en Israel.

Esta es la razón que tomó en mí una gran parte entre los demás motivos importantes, tal que por su causa llegué a mi explicación. Y es necesario que entiendas en cada propósito y en cada meta, la cual es simple con un propósito simple. No obstante, todo el ingenio, las inteligencias y las muchas cuestiones, se crean en la preparación hasta que llegan a la meta. Por ejemplo, cuando una persona desea sentarse en una casa, ella necesita conocimiento e ingenios en la forma del diseño, en la forma de invención, en la calidad y la cantidad de los cuartos y las posesiones.

La meta final no es sino un aspecto simple -morar allí-. Este es el significado de las palabras, “la casa toma forma según la belleza del hombre”, lo cual es un pensamiento simple, sin conceptos ni reglas de importancia y sin el ingenio; sino, una voluntad simple.

Y sabe que todo el ingenio que hay en los conceptos es según la gran cantidad de errores propensos a caer ante la cuestión de la verdad. No obstante, el asunto de la verdad por sí misma es simple, sin ingenio en lo absoluto. Y hay un secreto en esto, siendo principalmente la pared de hierro que nos separa de nuestro Padre que está en los Cielos. Porque hay cosas que están escondidas debido a su gran altura y profundidad, y hay cosas que están escondidas debido a su extrema sutileza, como la parábola de las moscas que vuelan por el aire que no son vistas debido a su delgadez.

Y puesto que Su Luz es una Luz Simple, tal que la mente humana no siente ni una medida de la Esencia; por lo tanto, simplemente no La percibe. Como las cosas pequeñas de aquella medida que necesitan de una herramienta para ser vistas en realidad. Porque la profundidad de la altura y la profundidad de la anchura, a pesar que ninguna es completamente percibida, pero de todas maneras es una idea poco cercana; sin embargo con cosas sutiles, parece como si no existiesen en la realidad en lo absoluto, ya que no alcanzas ni siquiera su mínima parte.


[1] Nota del Editor: Esta es la forma en que los Cabalistas se refieren al Nombre Sagrado compuesto por las cuatro letras hebreas: Yud-Hei-Vav-Hei, del cual vemos aquí su forma permutada.

 

Biblioteca

Nuevo Curso Virtual

¿HAY SOLUCIÓN PARA EL ANTISEMITISMO?

Canal de Cabalá

The Books

Cabala_para_no_inciados-S-1
Cabalá para No Iniciados
Adquirir

Rescate_De_La_Crisis_Mundial-S-1
Rescate de La Crisis Mundial
Adquirir

Share On