Kabbalah.info - Kabbalah Education and Research Institute

Cuerpo y Alma

Tres Teorías sobre el Cuerpo y Alma

Todas las teorías difundidas sobre el cuerpo y alma pueden combinarse en las tres teorías siguientes:

1. Teoría de la fe

Esta teoría sostiene que no existe nada sino el alma (o espíritu). Los partidarios de esta teoría opinan que existen entidades espirituales separadas unas de las otras por atributos que son llamadas almas humanas. Existen independientes antes de descender y encarnarse en cuerpos humanos.

Más adelante, cuando el cuerpo muere, su muerte no se extiende a estas entidades, porque son espirituales y no compuestas. En su percepción, la muerte es solamente una separación entre los elementos que componen una entidad. Se refiere, por lo tanto, al cuerpo material que constituye un conglomerado de elementos separados por la muerte. Pero, como es una entidad espiritual, el alma es sencilla y no se puede desintegrar de manera que su estructura pudiera verse afectada. Por consiguiente, el alma es inmortal y existe eternamente.

Según los partidarios de esta teoría, el cuerpo es el atuendo del alma. El alma se viste en el cuerpo y manifiesta sus poderes, atributos y diversas facultades a través de él.

De esta manera, el alma provee al cuerpo vida y movimiento y lo protege de daños. El cuerpo se vuelve materia exánime e inerte cuando el alma la abandona. Todos las señales de vida que observamos en un ser humano no son sino las manifestaciones de los poderes del alma.


2. La teoría del dualismo

Aquellos que creen en la dualidad, han fraguado esta teoría. Según su opinión, el cuerpo es una creación perfecta que puede vivir, comer, protegerse de todo daño y no necesita ayuda de ninguna entidad espiritual.

Sin embargo, no se considera a este cuerpo la esencia de la persona. Este papel lo asume el alma inteligente, una entidad espiritual (lo cual coincide con la primera teoría).

La diferencia entre estas dos teorías solamente concierne al cuerpo.
El desarrollo acelerado de la ciencia revela que la naturaleza ha instalado en el cuerpo todas las necesidades vitales importantes. Por lo tanto, la función del alma en el cuerpo queda confinada a transmitirle buenos atributos espirituales y habilidades. Los seguidores del dualismo creen en las dos teorías al mismo tiempo, pero aseguran que el alma origina al cuerpo.

3. La teoría de la negación

Los investigadores que niegan la existencia de alguna realidad espiritual y solamente creen en la corporalidad del cuerpo, comparten esta teoría. Los seguidores de esta teoría niegan completamente la presencia de alguna entidad espiritual en la estructura del cuerpo humano. Con una certeza indiscutible, creen que la mente humana no es nada sino un derivado del cuerpo. Imaginan al cuerpo como una máquina eléctrica con cables que conectan las extremidades y órganos con el cerebro. Todo el mecanismo es activado por estimulaciones externas que se transmiten como dolor o placer al cerebro, que a su vez envía una orden a un determinado órgano para que actúe. Todo está controlado a través de los nervios (cables) y tendones adheridos a los órganos programados para evitar las fuentes de dolor y buscar las fuentes de placer. Así es como los defensores de esta teoría perciben el proceso de comprensión humana y sus reacciones a cada situación en la vida.

Nuestra percepción de la inteligencia y la lógica dentro del cerebro es muy parecida a la impresión fotográfica de lo que está sucediendo dentro del cuerpo. Si comparamos al hombre a cualquier otro representante del mundo animal, la ventaja del hombre consiste en el hecho que todo lo que sucede en su cuerpo, se refleja en su cerebro como una fotografía percibida como la mente y la lógica. Así es que los partidarios de esta teoría consideran a la mente como un resultado de todos los procesos que ocurren en el cuerpo.

De manera similar, algunos de los seguidores de la teoría del dualismo están de acuerdo completamente con la teoría de la negación. Sin embargo, le añaden la esencia espiritual eterna llamada "alma", que en su opinión viste al cuerpo. Ellos afirman que el alma es la esencia de la persona, mientras que el cuerpo sirve de caparazón. Generalmente, así es como las humanidades han descrito las nociones de "alma y cuerpo" hasta ahora.

Cuerpo y alma como nociones científicas en la Cabalá

La ciencia de la Cabalá tiene como propósito la revelación del Mundo Superior con el mismo grado de claridad y fiabilidad que las ciencias terrenales nos revelan nuestro mundo. Todo lo que sabemos sobre el Mundo Superior lo recibimos de los investigadores cabalistas y son el resultado de los experimentos que realizaron en ellos mismos. Por lo tanto, no hay ni una sola palabra en la Cabalá basada en la teoría; todo se describe como resultado del alcance práctico. 

Es un hecho obvio que, por su naturaleza, la persona esta expuesto a la duda y cualquier conclusión que la mente humana haya definido como evidente, se pone en tela de duda. Por lo tanto, el poder de teorizar crece y los hechos anteriores reciben una explicación diferente, que a su vez es considerada como obvia.

Si la persona es realmente capaz de pensar abstractamente, continúa moviéndose dentro de este círculo toda su vida. Lo que resultaba obvio el día de ayer se convierte en la duda de hoy, y lo que queda claro este día se volverá una duda mañana. Así es que la certeza absoluta solamente puede ser posible "hoy".

Lo revelado y lo oculto

La ciencia moderna ya ha llegado a comprender que nada absolutamente es obvio en la realidad. En Cabalá está prohibido teorizar y realizar hipótesis.

Los cabalistas dividen la ciencia en dos partes: lo revelado y lo oculto.

La parte revelada de la ciencia incluye todo lo que entendemos sencillamente porque lo captamos, siempre y cuando el estudio se funde en bases prácticas, sin especulación alguna.  

La parte oculta de la ciencia comprende el conocimiento que hemos alcanzado nosotros mismos, o de fuentes confiables, pero es insuficiente para el análisis desde el nivel del sentido común y la simple comprensión. Por lo tanto, temporalmente estamos obligados a aceptar como "fe sencilla" esta parte de la información y nunca intentar investigarla, porque está basada en especulaciones y no en la experiencia práctica.

Sin embargo, las palabras "revelado" y "oculto" no indican un cierto tipo de conocimiento, sino aquello que la persona ha comprendido. Esto es, el conocimiento que la persona haya adquirido de su experiencia práctica puede llamarse "revelado". El conocimiento que todavía no haya alcanzado con cierto grado de comprensión puede definirse como "oculto".

De lo antes dicho, se deduce que nunca ha existido una persona en ninguna generación, que no posea estas dos partes del conocimiento, el revelado y el oculto. La persona está solamente autorizada a estudiar e investigar la parte revelada porque cuenta con una base real para ello.

La prohibición impuesta a las humanidades

La Cabalá no permite utilizar las humanidades puesto que sólo confía en los conocimientos probados empíricamente.

Por lo tanto, no podemos recibir ningún conocimiento científico sobre las nociones de "alma y cuerpo" de las tres teorías antes mencionadas, porque las conclusiones están basadas en argumentos religiosos. Solamente podemos aceptar la información sobre el alma y cuerpo como conocimiento científico basado en la sabiduría de la Cabalá.

De conformidad con esto, tenemos el derecho a utilizar únicamente la tercera teoría, que trata del cuerpo, en todas las conclusiones probadas empíricamente que no susciten dudas. La Cabalá prohíbe todas las explicaciones generales, lógicas provenientes de cualquier teoría.

Crítica a la tercera teoría

Sin embargo, la tercera teoría es extraña para el espíritu de la persona educada, porque se aleja de la personalidad y la presenta como una máquina activada por fuerzas externas. De esto, se deduce que la persona no es libre en sus deseos y está totalmente controlada por poderes de la naturaleza. Todos sus actos son forzados, y no es ni recompensada ni castigada por sus propias acciones, ya que la ley de recompensa y castigo solamente se aplica a la persona que tiene libre albedrío.

Esta teoría es igualmente rechazada por las masas religiosas, quienes creen en la recompensa y el castigo del Creador al igual que las personas seculares. Resulta que cada uno de nosotros es como un juguete en las manos de una Naturaleza ciega que nos guía a un destino desconocido. Por lo tanto, la tercera teoría es inaceptable en este mundo.

Se decidió, por lo tanto, que el cuerpo que se llama una máquina en la tercera teoría, no constituye un ser humano. La esencia de la persona, su "Yo" es una esencia invisible e imperceptible, oculta dentro del cuerpo.

Aún así, ¿cómo puede esta esencia activar al cuerpo, si de acuerdo a la filosofía, lo espiritual no tiene contacto con lo material y de ninguna manera lo influye? Es por eso que no hay respuesta a la cuestión del alma en la filosofía y en la metafísica.

Conclusión

1. Sentimos todo con nuestros cinco sentidos. La imagen combinada de todo lo que percibimos en nuestros sentidos es procesada y analizada en nuestro cerebro, comparada con lo que ya conocemos y enviada a nuestra consciencia como una imagen de nosotros mismos y del mundo circundante. De esta manera, la persona percibe su propio cuerpo y al mundo como resultado de las sensaciones de sus sentidos. Ni el cuerpo ni el mundo existen por sí mismos; no son sino la consecuencia de nuestras sensaciones. Baal HaSulam escribe: "Siento mi cuerpo como sólido y de un cierto tamaño, porque mis sensaciones me lo presentan de esta manera..."

2. Si no tuviéramos ningún sentido, no nos sentiríamos. Si nuestros sentidos fueran diferentes, percibiríamos al mundo y a nosotros mismos de diferente manera.

3. Todo lo que sentimos en nuestro cinco sentidos se llama "revelado." Naturalmente, cada individuo revela su propia medida de información dependiendo de su sensibilidad e inteligencia. Lo revelado es:
  • Particular, individual.
  • Generalmente revelado a la humanidad entera a cada paso de su desarrollo.
4. Lo "oculto" es la información que aún espera ser revelada en el futuro. Lo oculto es de dos tipos:
  • Aquello que revelaremos en nuestros sentidos en el futuro, y
  • aquello que no seremos capaces de revelar en nuestros cinco sentidos.
5. La información que es imposible revelar en nuestros cinco sentidos podemos recibirla en un sexto sentido. Cada persona lleva en sí misma la raíz de un sexto sentido y puede desarrollarlo. El método para desarrollar el sexto sentido se llama Cabalá. La sensación, que se experimenta en el sexto sentido, puede también dividirse en dos elementos, a semejanza de la sensación del cuerpo y la realidad circundante en nuestros cinco sentidos:
  • El cuerpo, referido como el "alma", y
  • La realidad circundante llamada el "Mundo Superior".
La sensación del Mundo Superior es percibida como eternidad, perfección y omnisciencia.
 

Biblioteca

Nuevo Curso Virtual

¿HAY SOLUCIÓN PARA EL ANTISEMITISMO?

Canal de Cabalá

The Books

Cabala_para_no_inciados-S-1
Cabalá para No Iniciados
Adquirir

Rescate_De_La_Crisis_Mundial-S-1
Rescate de La Crisis Mundial
Adquirir

Share On