Kabbalah.info - Kabbalah Education and Research Institute

De entre todos los sabios de los pueblos del mundo, no hay semejante a Ti

161) Rabí Elazar dijo, “Esta escrito, ‘¿Quién no te temerá, Rey de los pueblos? Porque a Ti te corresponde’” ¿Qué alabanza es esta? Rabí Shimon le dijo, “Elazar, hijo mío, este versículo ha sido interpretado en varios sitios, pero en efecto no es así, su sentido literal, como está escrito, “Porque de entre todos los sabios de los pueblos y en todos sus reinos, no hay semejante a Ti’. Esto permitiría hablar a los malvados, es decir aquellos que piensan que el Creador no conoce sus reflexiones y pensamientos.

 “Esta es la razón por la cual se deben dar a conocer sus métodos. En cierta ocasión se presentó ante mí un filósofo de las naciones del mundo. Me dijo, ‘Ustedes dicen que su Dios rige todas las alturas de los cielos y todos los ejércitos y los campamentos no pueden alcanzar o aprehender o conocer Su lugar’. Y este versículo no exalta tanto Su gloria, pues está escrito, ‘Porque de entre todos los sabios de los pueblos en todos sus reinos, no hay semejante a Ti”. ¿Qué es esta comparación con pueblos desprovistos de existencia’”.

Es como está escrito, “Ellos dicen, ‘¿Cómo sabe Dios? ¿Y existe el conocimiento en el Altísimo?’ He aquí que estos malvados y aquellos que siempre andan cómodos han obtenido riquezas”. Pues trae ante nosotros las palabras del filósofo. Ese filósofo estaba entre los más grandes de los sabios de las naciones. Llegó ante Rabí Shimon para desdeñar la sabiduría de Israel y nuestro trabajo con la fe completa, que es nuestra gran integridad, pues el pensamiento no tiene alcance por sí mismo en absoluto. Y este sabio era de aquellos filósofos que dice que el corazón del trabajo de Dios es alcanzarle, pues en su opinión ellos Lo alcanzan. Por consiguiente, vino a mofarse de nosotros.

 “Rige todas las Alturas de los cielos”, significa que Él se encuentra por encima de la mente humana, y Él es el Regidor de esta sublimidad. Y Él te ha ordenado trabajar delante de él con fe y con integridad y no dudar de Él en absoluto, porque todos los ejércitos  y los campamentos no lo alcanzan. No solamente la mente humana no puede alcanzarlo, sino que incluso los ejércitos y los supremos ángeles no pueden alcanzarlo de ninguna manera, y no conocen Su sitio. Ni siquiera pueden alcanzar Su lugar, como está escrito, “Bendita sea la gloria de Dios desde Su lugar”, pues ellos no saben en donde se encuentra. 

Y él vino a preguntar acerca de esto, que este verso no exalta tanto Su gloria, pues está escrito, “Porque de entre todos los sabios de los pueblos y en todos sus reinos, no hay semejante a Ti’.  Si la profecía viene a alabar al Dios de Israel, que es más importante que ese dios que los sabios de las naciones alcanzan con su fuerza humana y sabiduría, eso no exalta tanto Su gloria. Después de todo, esta alabanza no exalta tanto Su gloria porque, ¿qué clase de medida o comparación puede existir entre el Creador y los seres mortales? Por consiguiente, es un gran desdén en contra de tu Dios aquí, evaluándolo en comparación con los sabios mortales de los pueblos.

162) El filósofo también dijo “Cuando ustedes dicen las palabras, ‘No surgió en Israel otro profeta como Moisés’, él no surgió en Israel, sino que surgió en los pueblos del mundo. Yo también digo, no hay semejante a él entre todos los sabios de los pueblos, pero los hay entre los sabios de Israel. Por lo tanto, un Dios que tuviera a un semejante a Él entre los sabios de Israel no es un Dios soberano y supremo. Examina en la Biblia y verás que he sido preciso como corresponde.

Aquí Rabí Shimon habló con palabras de sabiduría. Se dijo, “Examina en la Biblia y verás que he sido preciso como corresponde”, pues se dio cuenta que él podría contestar su pregunta fácilmente, pues de entre todos los sabios de los pueblos y en todos sus reinos, no hay nadie que Te alcance. “No hay nadie semejante a Ti”, como en, “De no haberlo conocido, habría sido Él”. Y puesto que los sabios de los pueblos se precian de alcanzarlo, se consideran como Él. Es debido a esto que está escrito que ellos mintieron y no son como Él, pues ellos no lo alcanzan sino que más bien se desvían.

Por lo tanto, el filósofo hábilmente preguntó, “En consecuencia, ¿esto significa que no hay semejante a Él, entre los sabios de los pueblos, pero hay semejante a Él entre los sabios de Israel, es decir aquellos que lo alcanzan? Por lo tanto, un Dios, de quien hay semejantes a Él entre los hijos de Israel no es un Dios soberano y supremo. Por consiguiente, ¿cómo dices que el pensamiento no tiene alcance del Dios de Israel en absoluto, y que Él es el regidor sobre Sus siervos con el poder de la fe en Su sublimidad? Pero está escrito que hay semejantes a Él entre los sabios de Israel, es decir que hay sabios de Israel que lo alcanzan. Por lo tanto el texto te contradice”.

163) Yo le dije, “Ciertamente, hablas correctamente, hay otros semejantes a Él en Israel. Después de todo, ¿quién resucita a los muertos? Sólo el Creador. Vinieron Elías y Eliseo y resucitaron a los muertos. ¿Quién hace que llover? Sólo el Creador. Vino Elías y las detuvo y luego las hizo caer a través de su rezo. ¿Quién hizo el cielo y la tierra? Sólo el Creador. Vino Abraham y el cielo y la tierra y cobraron existencia gracias a él”.

Rabí Shimon le explicó que como tú has dicho, debe ser verdad que existen otros como Él en Israel. Y sin embargo, esto no va en contra de toda nuestra fe, porque nosotros no lo alcanzamos en absoluto. Él rige todas las alturas de los cielos y los supremos ángeles no pueden alcanzarlo o conocer en donde se encuentra.

Sin embargo, en relación a esto, Él nos ha entregado la Torá y Mitzvot, que mediante el estudio de la Torá y Mitzvot Lishma (por Su Nombre), Israel es merecedor de adherirse a Él realmente, y Su Divinidad se reviste en ellos para que puedan realizar los mismos actos que el Creador: revivir a los muertos, hacer llover y darle existencia al cielo y a la tierra. En este aspecto, son completamente como Él, como está escrito, “Por Tus actos Te conoceré”. Sin embargo, sólo alcanzan todo por una fe íntegra y perfecta, y ni siquiera contemplan alcanzarlo con su sabiduría, como los sabios de los pueblos.

164) ¿Quién conduce al sol? Sólo el Creador. Vino Josué y lo acalló. Le ordenó permanecer en su lugar y se acalló, como está escrito, “El sol se acalló y la luna se detuvo”. El Creador decreta justicia y lo mismo hizo Moisés: decretó justicia y se ejecutó. Asimismo, el Creador decreta juicios y los justos de Israel los anulan, como está escrito, “El justo gobierna el temor de Dios”. Además, el Creador les ordenó caminar por Sus caminos, y parecerse a Él en todo. Ese filósofo se fue y se convirtió en el pueblo de Shejalim. Él se llamó el pequeño Yosi, aprendió mucha Torá y se encuentra entre los sabios y justos de ese lugar.

Pero cuando ellos son recompensados con ser exactamente como Él, ¿no disminuyen el poder de su fe perfecta? Más bien, lo hacen porque Él les ordenó hacerlo y alcanzarle por Sus actos. El Creador les ordenó que caminaran concretamente por Sus caminos y parecerse a Él en todo. Ciertamente, el filósofo estaba tan inspirado con esta verdad que fue y se convirtió y tomó sobre sí el yugo de la Torá y las Mitzvot.

165) Ahora debemos examinar el texto. Está escrito, “Todos los pueblos son como nada ante Él”. ¿Cuál es la ventaja que se encuentra aquí? Respuesta: “¿Quién no te temerá, Rey de los pueblos?” ¿Pero, es el Rey de los pueblos y no el Rey de Israel? En todos los lugares el Creador desea ser glorificado por Israel. Es nombrado sólo a través de Israel, como está escrito, “El Dios de Israel”, “El Dios de los hebreos”, y está escrito, “Así dijo el Señor, Rey de Israel”. Ciertamente, el Rey de Israel, Dijeron las naciones del mundo, “Nosotros tenemos otro protector en los cielos, pues el Rey de ustedes rige sólo sobre ustedes; no domina sobre nosotros”.

Ahora, por la noche, la reina es convocada para venir a la Jupá (el palio nupcial) en donde Rabí Shimon se encontraba y ahora él desea adornar a la novia con ornamentos. Debemos volver a examinar este verso, “¿Quién no te temerá, Rey de los pueblos?”, e interpretarlo en relación a los ornamentos de la novia. Repite el principio del verso, como fue dicho, “¿Quién no te temerá, Rey de los pueblos?”. ¿Cuál es la ventaja que se encuentra aquí? Después de todo está escrito,  “Todos los pueblos son como nada ante Él”. Así que, ¿qué es lo que nos dice aquí? Las naciones del mundo dijeron, “Nosotros tenemos otro protector en los cielos”. Los pueblos acosan a Israel para que diga que ellos tienen un buen guía y protector en los cielos, que les brinda sabiduría y poder y el Rey de Israel no los domina.

166) Está escrito, “¿Quién no te temerá, Rey de los pueblos?, lo que significa un Rey que es superior a todos ellos, que los somete a todos, los castiga y les impone Su Voluntad. “Porque a Ti te corresponde”, temerte tanto en lo alto como en lo bajo. “Porque entre todos los sabios de las naciones”, los gobernadores y los ministros de lo alto, que están encargados sobre ellos y en todos sus reinos, en Maljut de lo alto.

Existen cuatro Maljuts que gobiernan arriba. Por la voluntad del Creador, gobiernan a todos los pueblos. Por esta razón, no hay ninguno de entre ellos no hay que haga el menor movimiento, salvo como Él les ha ordenado, como está escrito, “Y El actúa según Su voluntad con los poderes de los cielos y entre los habitantes de la tierra”. Los sabios de los pueblos son los encargados y los ministros de lo alto, desde donde viene la sabiduría de los pueblos. “Y en todos sus reinos”, se refiere a Maljut que los gobierna. Este es el significado literal del texto.

Este texto explica cómo, en el tiempo del exilio, la novia es convocada a venir a la Jupá, al final de la corrección. Es porque todo el poder de los pueblos, para conquistarnos en el exilio bajo su régimen, es por medio de su sabiduría y su reinado, que son los encargados superiores en el cielo de la Klipa, que les imparten sabiduría y poder. A través de su sabiduría, ellos nos hacen tener malos pensamientos: querer entender al Creador en todos los aspectos. Él, Sus caminos y Sus pensamientos sin temor y consideración de su sublimidad-.

A través de estos malos pensamientos, quedamos vaciados de toda la abundancia de la Kedusha (santidad) y la abundancia se muda a sus Maljut, como está escrito, “Tiro estaba colmada sólo por la ruina de Jerusalén”. Con esto, ellos obtienen el poder para tiranizarnos, castigarnos y forzarnos a hacer su voluntad. Este es el fundamento de los cuatro reinos que nos esclavizan en los cuatro exilios, aludidos en sus cuatro Bejinot JB TM. Están aludidos en el Tzelem (semblanza) de Nabucodonosor como está escrito, “En cuanto a su imagen, su cabeza era de oro fino, su torso y sus brazos de plata, su vientre y sus muslos de cobre, sus tibias de hierro, sus piernas en parte de acero y en parte de barro”.

En el tiempo del gobierno de ese Tzelem, ellos hacen mofa de nosotros porque tienen otro protector en el cielo. Pero, todo eso es lo que está escrito, “Y así hace Dios que se le teme”, pues la Divinidad es llamada “temor del cielo. Esto alude que somos completa y permanentemente incapaces de adherirnos al Creador si no es por el gran temor de Su sublimidad, tomando sobre nosotros mismos el yugo de la Torá y las Mitzvots con una fe completa, sin dudar de Sus cualidades de ninguna manera, no sea que Él se oculte de nosotros.

Esto es así porque cuando nos adherimos a Él por toda la eternidad con un atado irrompible, y luego el Creador también dará su abundancia en todo aquello que Él ha contemplado para deleitarnos en el pensamiento de la creación. Y entonces seremos merecedores de la redención completa y el final de redención.

Pero antes de eso, “Él ha metido su jornal en bolsa rota”. Esto es así porque a través de los malos pensamientos que nos trae, Sitra Ajra siempre tiene la fuerza de robar la abundancia que recibimos, de acuerdo con la regla, “Tiro fue colmada sólo por la ruina de Jerusalén”.

Sin embargo, incluso esos castigos no están en contra nuestra, sino sólo para habilitarnos para Su temor, a través de numerosas experiencias que el exilio trae sobre nosotros hasta que seamos merecedores de recibir Su fe en integridad y con temor a la sublimidad. Y entonces se dice, “Él se acordó de Su misericordia y fidelidad a la casa de Israel; todos los confines de la tierra han visto la salvación de nuestro Dios”, pues en el tiempo del final, el Creador recordará Sus misericordias para nosotros, juntos con la perfección de su fe en seguida.

Una vez que recibamos la Fortaleza para recibir Su fe en integridad, Jerusalén será construida con las ruinas de Tiro, pues todas las Jassadim y la abundancia que las Maljuts de Sitra Ajra nos han robado durante los días del exilio retornarán a nosotros con la perfección de Su fe plenamente, y nada faltará. Y entonces, “Todos los confines de la tierra habrán visto la salvación de nuestro Dios”, pues todas las naciones verán que incluso ahora estarán inútilmente vigilando nuestra abundancia para regresárnosla en el tiempo deseado.

Resulta que “Un hombre que ha ejercido su autoridad sobre otro es para su perjuicio”, pues las aflicciones de la esclavitud – que ellos ejercieron su dominio sobre nosotros en el tiempo cuando el malvado gobernaba al hombre de Kedusha – eran sólo para perjudicar al hombre malvado, pues debido a esto, nosotros nos precipitamos a la fe en el Creador y para cobrarle todo lo que nos ha robado.

El profeta dijo acerca de ese tiempo. “¿Quién no te temerá, Rey de los pueblos?” Esto se debe a que ahora se ha revelado que Tú eres el Rey de los pueblos, para tiranizarlos, castigarlos, y hacer con ellos según Tu Voluntad. Y lo que parecía antes que ellos nos tiranizaban, ahora se revela como todo lo contrario, que ellos eran sólo nuestros siervos y esclavos para llevarnos a la fe perfecta. Y lo que parecía antes que ellos nos golpeaban, ahora se ha revelado todo lo contrario – ellos mismos fueron castigados – pues por esto ellos nos precipitaron para entrar en la completitud, y precipitaron su propio final amargo.

Y en el lugar en donde parecía que se rebelaban en contra del Creador y trabajaban para su propio deseo y voluntad, para oprimirnos para llenar sus deseos malvados, y no existía ni juicio ni juez, ahora se ha revelado que ellos tan solo seguían la voluntad del Creador para conducirnos a la perfección. Con esto ha quedado claro que Tú eres el Rey de los pueblos, desde el principio hasta el fin, pues Tú gobiernas sobre ellos y los fuerzas a hacer Tu voluntad, como un Rey sobre sus siervos. Y ahora el temor a Tu sublimidad ha aparecido todos los pueblos y está escrito, “¿Quién no te temerá, Rey de los pueblos?”

“Entre todos los sabios de los pueblos”, se refiere a los gobernadores y los ministros encargados sobre ellos. Estos son los encargados Afriron y Kastimon en la tierra y Aza y Azael de quien los sabios de los pueblos sacan su sabiduría y acosan a Israel.

Está escrito, “En todos sus reinos”. Existen cuatro reinos gobernantes en lo alto. Por la voluntad del Creador, ellos gobiernan a todos los otros pueblos. Estos cuatro reinos están implicados en Tzelem (semblanza) en la imagen de Nabucodonosor.

1. Su cabeza era de oro fino;

2. Su torso y sus brazos de plata;

3. Su vientre y sus muslos de cobre;

4. Sus tibias de hierro, sus piernas en parte de acero y en parte de barro.

Y estos cuatro son JB TM de Klipa ejerciendo su dominio sobre las setenta naciones del mundo.

Y sin embargo, no hay ninguno de entre ellos que haga el menor movimiento por sí mismo, sino sólo como Tu les has ordenado. Al final, será revelado que, por medio de toda la esclavitud y los golpes con los cuales ellos retiraron a Israel de su padre en los cielos, solamente fungían como siervos leales para acercarlos a su padre en los cielos, de tal forma que ellos no hicieron nada que Tu no les ordenaras. Sobre esto está escrito, “Y Él actúa según Su voluntad con los poderes de los cielos y los habitantes de la tierra”.

En otras palabras, para acercarnos a la fe perfecta, para ser merecedores de todas Sus misericordias, como está escrito, “Él ha recordado Su misericordia y su lealtad a la casa de Israel; todos los confines de la tierra han visto la salvación de nuestro Dios”. Entonces se romperá la imagen, como está escrito, “Tú estabas mirando cuando la piedra se desprendió… sin mano alguna”, y golpeó la imagen con las piernas de acero y barro y las aplastó. Entonces el acero, el barro y el cobre y el oro quedaron molidos y pulverizados y se convirtieron en paja de los graneros en el verano.  Se las lleva el viento y no las encontrarás en ningún lado. Y la piedra que golpeó la imagen se ha convertido en una gran montaña, que llena toda la tierra.

La sagrada fe se llama “una piedra que se sostiene sin las manos”. Después, Él recuerda Su misericordia y Su lealtad, la piedra se desprende sola, sin mano alguna, y no se encuentra un lugar para ellos como está escrito, “Todos los confines de la tierra han visto la salvación de nuestro Dios”. Y esa piedra se convirtió en una gran montaña que llena toda la tierra como está escrito, “Y toda la tierra estará llena del conocimiento del Señor, así como las aguas cubren el mar”.

167) Todos los sabios de las naciones y en todos sus reinos se refieren a los ejércitos y a los campamentos de lo alto, que a pesar de haber sido puestos  a cargo de los asuntos del mundo y Él les ordenó a cada quien su función, ¿quién es el que actuará? Ninguno de ellos como Tu. Es porque Tú eres el señalado por Tu superioridad y Tu eres señalado por Tus obras por encima de todos. Este es el significado de “Nada es semejante a Ti, Señor”. ¿Quién es el oculto sagrado en lo alto y en lo bajo que actuará y será como Tu, semejante a Ti en todas sus obras del santo Rey en los cielos y en la tierra? Y de su reino, está escrito, “Y la tierra era caos y vacío”.

168) Rabí Shimon dijo a sus amigos, “Hijos míos en esta boda, cada uno de ustedes, que adorne con un adorno a la novia”. Le dijo a Rabí Elazar, su hijo, “Elazar, ofrécele un obsequio a la novia, pues al día siguiente, cuando ZA entre a la Jupa, Él observará los cánticos y las alabanzas que los miembros del palacio le habrán ofrecido a ella, cuando ella se encuentre ante Él.

 

 

Nuevo Curso Virtual

Canal de Cabalá

The Books

Cabala_para_no_inciados-S-1
Cabalá para No Iniciados
Adquirir

Rescate_De_La_Crisis_Mundial-S-1
Rescate de La Crisis Mundial
Adquirir

Share On