Kabbalah.info - Kabbalah Education and Research Institute

Libertad de elección

 

Transcripción:

La libertad:

Libertad. Esta sencilla y dulce palabra ha desencadenado rebeliones y ha convertido palacios en escombros. Ha enloquecido a las personas, ha desatado las manos de los esclavos de ayer borrachos de este sueño de libertad, no se detuvieron ante nada para librarse de sus grilletes, para soltarse de la opresión, venciendo a todo, sólo porque sustentaron una aspiración, la libertad.

 

¿Qué es esta libertad que buscaban? ¿Qué quiere decir y es, realmente, posible lograrla?

La Libertad de Elección

Cualquiera puede lograr la libertad siempre y cuando uno se pueda restringir y descubrirse a sí mismo.

- Johann Wolfgang Goethe

Todo el mundo entiende la libertad a su manera. Algunos quieren libertad financiera; otros la perciben como poder -la oportunidad para tomar decisiones independientes-, influir los destinos de las personas y de los estados.

Hay algunos que aprecian la fama más que toda la libertad de creatividad y expresión propia. Para muchos, tener tiempo para ver televisión y sorber cerveza es el máximo atributo de libertad, asegurándose, claro está, que el programa sea interesante y la cerveza abundante.

Cuando la sociedad encuentra nuestras necesidades, nos sentimos libres. De otra manera, tratamos de cambiarlas a fin de que satisfaga nuestros deseos más eficazmente. Esta es la causa de las rebeliones, revoluciones, y guerras, lágrimas, destituciones y sufrimientos.

Las estructuras socio-políticas cambian. Nuevas personas toman el poder, el dinero cambia de manos, ídolos nuevos aparecen, y con ellos programas de televisión nuevos y marcas nuevas de cerveza.

Sólo esos que pueden luchar por la libertad la merecen.
- Charles Baudelaire

Estamos progresando. Nuestra meta es la libertad: las condiciones ideales para la realización de nuestros deseos. Así es como lo entendemos.

¿Por qué trabajamos tan duro por esto? ¿Por qué soportamos y derrochamos tanta energía en el esfuerzo? Para disfrutar de la vida realmente. ¿Cómo puede existir un deleite eterno, que no cesa nunca en nuestro mundo? No. Tarde o temprano nos saciamos.

Tenemos dinero. Hemos comprado todo lo almacenado, pero ahora necesitamos más y más tiendas donde podamos seguir adquiriéndolo. Tenemos poder, pero es sólo poder sobre un millón de personas. Hay tantas personas, y queremos dominarlas a todas. Tenemos gran conocimiento, y todavía, ansiamos saberlo todo. Tenemos un aparato de televisión, pero nuestro vecino tiene uno mayor. Todo lo que queremos es tener cada vez más; sólo queremos recibir y gozar.

Ser libre significa ser capaz de poder hacer lo que te gusta.

-Voltaire

¿Qué es esta fuerza que nos empuja constantemente a querer más y más? La respuesta es simple: es el generador ilimitado de deseos egoístas. Dicta nuestro comportamiento, nos empuja hacia adelante.

Todas nuestras acciones se basan en un programa interior instalado y activado cuando llegamos a este mundo. Nos obliga a actuar de esta forma tan particular que definimos como "egoísmo".

La meta es libertad; La fuerza motriz es egoísmo.

Bajo la influencia del egoísmo, las sociedades primitivas se convirtieron en un sistema de esclavitud, luego en un feudalismo, un capitalismo, un socialismo y comunismo. El hombre ha luchado por la libertad, la ha disfrutado, y entonces cuando el egoísmo creció, él otra vez exigió cambios, lo cuales condujeron a la sociedad a un estado nuevo.

Cada logro esclaviza. Obliga a uno a lograr más.
- Albert Camus

A lo largo de la historia, la libertad ha tenido un costo aceptable. El placer obtenido valió el sufrimiento padecido.

El siglo veinte ha cambiado el equilibrio: Dos guerras mundiales y un intento fallido por el cambio global para mejor por medio de una revolución política, todo ha ocurrido en la experiencia vital de una sola generación.

La Primera Guerra Mundial reclamó las vidas de 10 millones de personas; La Revolución Rusa y su secuela echaron a perder 44 millones más; La Segunda Guerra Mundial destruyó 62 millones. El así llamado período de coexistencia tranquilo trajo a la humanidad las guerras en Corea, Vietnam y Oriente Medio.

El número de víctimas de la Revolución Cultural China, del genocidio en Camboya, de las reformas socialistas en la URSS y Europa del Este aún no ha sido contado.

En el siglo veinte, el egoísmo alcanzó un nivel donde ya no era constructivo. Sí, el egoísmo ayudó a derrotar plagas, el cólera y a crear armamento bacteriológico. Sí, gracias al egoísmo ganamos libertad democrática y el índice de criminalidad más alto en la historia humana.

Sí, con su ayuda hemos descubierto miles de usos para recursos naturales y lentos pero con seguridad destruirán la ecología del planeta.

Sí, hemos ahondado en los secretos de la materia y también nos hemos armado con armas que amenazan nuestra propia existencia.

El problema de nuestro tiempo es si el hombre podrá sobrevivir a sus inventos.
- Louis de Broille

Hoy, el egoísmo ha llevado a la humanidad a un estado en el cual no puede sentirse libre. Se manifiesta como un miedo sin precedentes de este paso veloz y acelerado de la vida que muy pocas personas pueden resistir.

El miedo a enfermedades incurables que aparecen de la nada e instantáneamente se dispersa alrededor del globo; la ansiedad acerca del crimen y la violencia; El temor al terrorismo que amenaza a todo el mundo, sin tener cuenta las fronteras y las diferencias nacionales.

Este miedo y esta desesperación dan lugar a la tensión nerviosa y a la depresión, el incremento a la adicción a las drogas y el alcohol, más pacientes  para los terapeutas; más clientes para los vendedores de drogas. Una oleada de películas de horror y desastre en la TV y en los escenarios de teatro.

¿Por qué pasa esto? ¿Es esto simplemente otra manifestación del miedo reflejando nuestras circunstancias actuales, o es una premonición colectiva?

Hemos cambiado nuestro ambiente tan radicalmente, que ahora tenemos que cambiarnos a nosotros mismos para poder vivir en él.
-Norbert Wiener

El egoísmo continúa empujándonos hacia alguna realidad nueva. ¿Pero qué es? Esta vez la humanidad no tiene absolutamente ni idea.

Hay un sentimiento conspicuo que una secuencia interminable de calamidades nuevas y horribles nos espera; que hemos agotado todas nuestras opciones y alcanzado un punto muerto.

Grandes calamidades y miedos le sobrevendrán al hombre. Tendrá el deseo de morir, pero no se le permitirá. Vivirá en una angustia horrible. Y las naciones buscarán la verdad y la encontrarán.

- El Libro de Zohar, el libro principal de Cabalá, siglo 3º A.C.

Deberíamos reconocer que el egoísmo es el único mal objetivo, y su influencia debe ser neutralizada. Tenemos que empezar a vivir de conformidad con las leyes de la naturaleza, de cuál somos una parte integral.

La ciencia moderna afirma que la naturaleza está invadida por un pensamiento y se desarrolla según una ley, la ley de otorgamiento, la cual afirma, "Toma según tu necesidad y da según tu habilidad".

El punto muerto que hemos alcanzado es el regalo de Naturaleza. En las circunstancias presentes la humanidad está lista para admitir lo que ha estado negando durante su historia entera.

- Kabbalist Miguel Laitman, PhD.

Si vivimos de acuerdo con la ley de otorgamiento, y si todas nuestras acciones no están enfocadas en cambiar nuestro ambiente, sino en cambiarnos nosotros mismos, si aspiramos a lo espiritual y establecemos contacto con el Mundo Superior, entonces seremos capaces de salir de este callejón sin salida.

La meta es la libertad, la fuerza motriz es el altruismo. Todas las grandes mentes, de todos los tiempos, han llegado a la misma conclusión. La ciencia convencional entiende esto también. Cada vez más, los puntos de vista de los científicos modernos más destacados se parecen a lo que los antiguos libros cabalísticos describen.

Baal HaSulam, el más grande cabalista del siglo veinte, ha revelado el significado interior del Libro de El Zohar a nuestra generación. Baal HaSulam escribe: Si usted tiene el deseo de cambiar, existen cuatro factores de los que no puede escapar.

La primera parte se llama "base" o "esencia". Quiere decir que posees características únicas que son inherentes sólo en ti y en nadie más. Se transfieren de una generación a otra y no pueden ser alteradas. Armados con ellas, te mueves hacia el Propósito de Creación.

El segundo factor es un programa. Sí, hay un plan preordinado de desarrollo, la esencia que recibimos al nacer. Determina todo desde el nacimiento hasta la muerte.

El tercer factor es el ambiente. Vives en una sociedad, lo cual te obliga a observar sus leyes, sus normas y sus tradiciones. Te impone sus valores. Puedes resistir esta influencia, pero no hay escapatoria de ella.

Hago algo no porque quiera hacerlo, sino porque una cierta influencia me empuja a actuar así.

- Baal HaSulam

¿Pero entonces de qué trata la libertad de elección? ¿Qué puedes hacer? Solo eres capaz de hacer una única cosa. Baal HaSulam escribe, " tienes libertad de hacer una única cosa. Sitúate bajo la influencia de un ambiente, que aspire hacia lo espiritual simplemente como haces tú. Este ambiente son los libros, un grupo y un maestro".

Los libros escritos por cabalistas quienes ya han viajado a través de este camino, actúan como un mapa de navegación que nos ayuda a evitar todos los encalladeros, todos los arrecifes y corrientes submarinas. Permiten al viajero alcanzar su destino a tiempo y a buen recaudo.

El maestro es un navegante experimentado, que puede leer el mapa y sabe cómo navegar. El grupo es la tripulación que reúne fuerzas y actúa con un sólo corazón por el bien de la meta.

Estás de pie ante la entrada de un tesoro. Has recibido una invitación para entrar a la eternidad y perfección
- Baal HaSulam

 

Nuevo Curso Virtual

¿HAY SOLUCIÓN PARA EL ANTISEMITISMO?

Canal de Cabalá

The Books

Cabala_para_no_inciados-S-1
Cabalá para No Iniciados
Adquirir

Rescate_De_La_Crisis_Mundial-S-1
Rescate de La Crisis Mundial
Adquirir

Share On