Kabbalah.info - Kabbalah Education and Research Institute

Satisfacción e insatisfacción

Descripción:

Nuestro estado egoísta innato nunca nos permite estar completamente satisfechos. Este vídeo sobre La Percepción de la Realidad nos describe qué debemos hacer con nuestro ego para sentir una satisfacción completa, ilimitada y siempre en expansión.

Trascripción:

Percibiendo la Realidad: Satisfacción e Insatisfacción.

¿Por qué nunca estoy satisfecho?

¿Por qué nunca estamos satisfechos? Es bueno que no lo estés porque es el modo de sentir la fuerza motriz que subyace en todo desarrollo, tanto en lo físico como en lo espiritual, oculta, en el plano causal de la naturaleza. Todo lo que percibimos como en movimiento; desde una mudanza a otra parte del mundo, hasta el cambio más sutil de una actitud interna, ocurre sólo porque esta fuerza nos hace sentir tal estado de malestar e incapacidad para satisfacer nuestros deseos en el estado actual, que empezamos a sentir la necesidad de una satisfacción mayor, que de alguna forma calculamos que existirá en esa nueva situación. Nos movemos sólo lo justo y nada más. Una persona no moverá un solo dedo, ni siquiera se rascará la nariz si no es por el siguiente cálculo: cómo puedo conseguir el máximo placer con el mínimo esfuerzo. Es la fórmula de E= mc2 del ego. Esta fórmula es tan fuerte que nunca haremos una elección que no esté basada en ella. Siempre elegimos entre dos polos, lo que consideramos displicente frente a lo placentero, y siempre optamos por el placer.

El placer no existe en y por sí mismo. Tiene que haber algo opuesto a él en la naturaleza para que pueda ser percibido. Nunca experimentamos la esencia misma, sino relativa a una comparación. Percibimos la luz en oposición a oscuridad, el calor en relación al frío, el placer en comparación con el dolor. En realidad la sensación de placer es el punto de encuentro entre una pulsión y el cumplimiento de la misma, y cuanto mayor es la pulsión, mayor es el placer sentido.

¿Entonces por qué el placer siempre acaba despareciendo?

Todos sabemos cómo nos sentimos cuando tenemos un poco de hambre; comenzamos a fantasear con lo que nos comeríamos. Hmmm...quizás una galleta...bueno lo dejo para después, pero el hambre aprieta y dices, me comería un par de perritos calientes, no ... una pizza, ¡no!  ¡un costillar! ( Los vegetarianos imaginen un pan de tofu en lugar de carne) y una patata asada con todos los condimentos que puedan imaginar. Cuando por fin llega la cena te comerías un filete tan grande que requeriría su propio código postal.

Con el primer bocado te quedas extasiado, el siguiente está delicioso, luego te sabe muy bueno, el siguiente está bien... el siguiente es... es como... es... no gracias, ya no puedo más, un bocado más y vomito- la necesidad ha ido mermando,  ya no está en oposición frente al bistec y ya no se siente placer en absoluto, porque la necesidad, el deseo ha desaparecido.

Todo esto ocurre porque sólo intentamos autosatisfacernos y esta forma egoísta del deseo es lo que hace que nuestra experiencia sea limitada y representada en el plano físico, porque nuestras necesidades son diminutas y limitadas y nunca podrán ser lo bastante satisfechas. Aún así, nos sorprendemos anhelando un placer perenne e intuimos que de alguna forma debe existir...pero para sentir eso, primero requerimos de un deseo ilimitado y en eterna expansión que suscite su ilimitado cumplimiento. Para conseguir esto tenemos que buscar el placer en satisfacer a los demás. Este deseo de otorgamiento es un deseo espiritual, que con sólo saborearlo te hará sentir mucho más placer que la suma de todo el deseo egoísta jamás experimentado por todas las criaturas durante todos los tiempos, porque es un tipo de placer no referido a pequeñas necesidades subjetivas sino a la totalidad. No hay limitación en ese tipo de deseo y no hay final en el placer que se deriva de esta necesidad.

 

 

 

Nuevo Curso Virtual

¿HAY SOLUCIÓN PARA EL ANTISEMITISMO?

Canal de Cabalá

The Books

Cabala_para_no_inciados-S-1
Cabalá para No Iniciados
Adquirir

Rescate_De_La_Crisis_Mundial-S-1
Rescate de La Crisis Mundial
Adquirir

Share On