Kabbalah.info - Kabbalah Education and Research Institute

El Libro de la Creación (Sefer Yetzirá), (Siglo 18 N.E., compendio)

PARTE I

 

1. La fuerza Divina estableció su autoridad, poder, eternidad y unidad a través de treinta y dos sendas secretas del descenso de la Luz Superior y se ocultó a sí misma en tres categorías: el libro, el narrador y la historia.

2. Las Diez Sefirot de ocultación de la fuerza Divina se manifiestan en veintidós propiedades principales: Tres fuerzas de raíz, siete dobles y doce simples.

3. Las Diez Sefirot de ocultación corresponden a los diez dedos: cinco contra cinco, ellos actúan al unísono, como funciona una unión entre ellos, a través de la palabra poderosa de revelación y la palabra poderosa de ocultación.

4. Diez Sefirot de ocultación: Diez y no nueve, diez y no once. Comprendan esto al alcanzar la sabiduría superior y sean sabios por medio de la comprensión. Analícenlas e investígenlas, sintetícenlas y resúmanlas, regresen las partes desunidas a su lugar en la Divinidad.

5. Las Diez Sefirot de ocultación: No tienen principio ni fin. Su bondad o maldad  son ilimitadas. Su exaltación y su bajeza son infinitas, pero una fuerza Divina gobierna eternamente todas estas propiedades desde lo alto.

6. Las Diez Sefirot de ocultación: Su imagen es como el rayo. Ninguna lengua puede describirlas completamente, pero uno debe discutir sobre ellas una y otra vez. Investiguen la fuerza Divina a través de ellas por medio del análisis puro de vuestro discurso.

7. Las Diez Sefirot de ocultación: Se cubren y destellan. Su final está grabado en su comienzo y su comienzo en su fin, como una flama en un carbón ardiente. Su Maestro es una fuerza Divina y no hay otro. Uno sólo puede definir esto por medio de sus acciones.

8. Las Diez Sefirot de ocultación: Refrenen su boca de hablar y su corazón de pensar. Si tus labios añoran emitir palabras, y si  tu corazón añora pensar, recapacita, pues la fuerza Divina es inalcanzable.

9. Las Diez Sefirot de ocultación: Ocultan la Divinidad que reina sobre las vidas de los inferiores, por la fuerza, la luz, la sabiduría y la ley.

10. Las dos fuerzas vienen de una y forman veintidós propiedades básicas: Tres propiedades de raíz, siete dobles y doce simples. Todas están llenas con la misma luz.

PARTE 2

1. Dos fuerzas vienen de una y forman veintidós propiedades básicas: Tres fuerzas de raíz, siete dobles y doce simples. Su fundamento es la vasija de mérito y la vasija de responsabilidad, y la lengua de decreto decide entre ellas.

2. Veintidós propiedades básicas: La ley Divina las grabó, las talló, las sopesó y permutó todo lo que se formó, y todo lo que será formado con ellas en el futuro.

3. Veintidós propiedades básicas: La ley Divina las grabó en voz, las  talló en aliento y las colocó en la boca en cinco lugares: La garganta, el paladar, la lengua, los dientes y los labios.

4. Veintidós propiedades básicas: La ley Divina las asentó en un círculo como 231 Puertas, independientemente de donde una comienza y hacia donde una va.

5. Combinando cada una de las veintidós propiedades con las otras, y sopesando cada combinación, creó 231 Puertas y cada Puerta recibió su propio nombre.

6. La realidad fue formada de la nada y la no existencia fue hecha existencia. Cada cuerpo está constituido por veintidós propiedades.

PARTE 3

1. Tres fuerzas de raíz: Su fundamento es la vasija de responsabilidad, la vasija de mérito  y la lengua de decreto decidiendo entre ellas.

2. Tres fuerzas de raíz: Están meticulosamente ocultas por seis propiedades. Aire, Agua y fuego emanan de ellas; las raíces de las generaciones se originaron de ellas.

3. Tres fuerzas de raíz grabaron, tallaron, sopesaron, permutaron y formaron las otras tres fuerzas de raíz: tres en el año, tres en el alma, masculina y femenina.

4. Tres fuerzas de raíz existen en el mundo: Aire, agua y fuego. El cielo fue creado del fuego, la tierra fue creada del agua, y el aire se mueve a través de ellos.

5. Tres fuerzas de raíz en el año son, calor, frío y calma. El calor es creado del fuego. El frío es creado del agua y la calma es creada del aire que se mueve entre ellos.

6. Tres fuerzas de raíz en el alma, masculina y femenina: la cabeza, el vientre y el cuerpo. La cabeza es creada del fuego, el vientre es creado del agua y el cuerpo es creado del aire que se mueve entre ellos.

7. Las primeras de las veintidós fuerzas fueron establecidas en el aire, y combinadas con Keter. Él unió la una con la otra y formó aire en el mundo, calma en el año, cuerpo en el alma, un hombre y una mujer.

PARTE 4

1. Siete dobles: Una estructura de lo suave y lo duro, una estructura de lo fuerte y lo débil.

2. Siete dobles: Su fundamento es sabiduría, abundancia, semilla, vida, dominio, paz y belleza.

3. Siete dobles en contraposición: La contraposición de la sabiduría es la locura, la contraposición de la abundancia es la pobreza, la contraposición de la semilla es la desolación, la contraposición de la vida es muerte, la contraposición del dominio es la sumisión, la contraposición de la paz es la guerra, la contraposición de la gracia es la fealdad.

4. Siete dobles: Arriba y abajo, este y oeste, norte y sur. La Cámara Central del Templo está precisamente en el medio y las sostiene a todas.

5. Siete dobles: Siete y no seis, siete y no ocho. Examínenlas e investígenlas. Pongan a cada de ellas en su sitio, y regresen al Creador a Su lugar.

6. Siete dobles grabaron, tallaron, sopesaron, permutaron y formaron siete estrellas en el mundo, siete días en el año, y siete puertas en el alma, masculina y femenina.

7. Las siete  estrellas en el cielo son: Saturno, Júpiter, Marte, el Sol, Venus, Mercurio y la Luna. Una semana tiene siete días. El alma, masculina y femenina, tiene siete puertas: dos ojos, dos oídos, dos fosas nasales y una boca.

8. Él hizo la segunda señal en la sabiduría, y la ligó a Keter. Él la combinó una con otra y con ellas Él creó la Luna en el mundo, el primer día en el año, el ojo derecho en el alma, masculina y femenina.

9. Él hizo la tercera señal en la abundancia, y la ligó a Keter. Él la combinó una con otra y con ellas Él creó Marte en el mundo, el segundo día en el año, el oído derecho en el alma, masculina y femenina.

10. Él hizo la cuarta señal en la semilla, y la ligó a Keter. Él la combinó una con otra, y con ellas Él creó el Sol en el mundo, el tercer día en el año, la fosa nasal derecha en el alma, masculina y femenina.

11. Él hizo la décimo primera señal en la vida, y la ligó a Keter. Él combinó una con la otra y con ellas Él creó, Venus en el mundo, el cuarto día en el año, el ojo izquierdo en el alma, masculina y femenina.

12. Él hizo la décimo octava señal en la semilla, y la ligó a Keter. Él combinó una con otra y con ellas Él creó, Mercurio en el mundo, el quinto día en el año, el oído izquierdo del alma, masculino y femenino.

13. Él hizo la vigésima señal en la semilla, y la ligó a Keter. Él combinó una con otra y con ellas Él creó, Saturno en el mundo, el sexto día en el año, la fosa nasal izquierda en el alma, masculina y femenina.

14. Él hizo la vigésima segunda señal en la semilla, y la ligó a Keter. Él combinó una con otra y con ellas Él creó, Júpiter en el mundo, el séptimo día en el año, la boca en el alma, masculina y femenina

15. Los siete dobles: "Bet, Gimel, Dalet, Kaf, Peh, Resh y Tav". Grabados en ellos están siete mundos, firmamentos, tierras y  mares, siete ríos, desiertos, días y  semanas, siete años, periodos de siete años, periodos de cincuenta años y la Cámara Central del

Templo. Siete es entonces amado bajo todos los cielos.

Mishná 16: Dos piedras construyen dos casas, tres construyen seis casas, cuatro construyen 24 casas, cinco construyen 120 casas, seis construyen 720 casas, y siete construyen 5040 casas. A partir de ahí, anda y calcula aquello que la boca no puede decir y el oído no puede escuchar.

PARTE 5

1. Doce elementos: Su fundamento es el habla, la duda, el movimiento, la vista, el escuchar, la acción, la lujuria, el sueño, la ira, la glotonería y la frivolidad.

2. Doce elementos: Su medida son las doce costillas diagonales: La costilla superior este, la costilla noreste, la costilla inferior este, la costilla superior sur, la costilla sureste, la costilla inferior sur, la costilla superior oeste, la costilla suroeste, la costilla inferior oeste, la costilla inferior norte, la costilla noroeste, la costilla inferior norte. Ellas se expanden y se extienden hacia el Infinito. Son  los límites del Universo.

3. Doce elementos: Él grabó, talló, sopesó, permutó y formó con ellos las doce constelaciones en el Universo (Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpión, Sagitario, Capricornio, Acuario, y Piscis), los doce meses del año (Nissán, Iyar, Siván, Tamuz, Av, Elul, Tishrei, Heshaván, Kislev, Tevet, Shevat, Adar), y las doce partes del alma, masculino y femenino, (dos manos, dos pies, dos pulmones, la vesícula biliar, el intestino delgado, el hígado, el intestino grueso, el estómago y el bazo).

PARTE 10

1. Tres son las madres (fuerzas); tres patriarcas vienen de ellas: Aire, agua y fuego. Su descendencia son los siete planetas y sus huestes, y doce son costillas diagonales.

2. Tres son las madres (fuerzas): Aire, agua y fuego. Fuego arriba, agua abajo y el aire es el decreto que decide entre ellos. Una señal de esto es que el fuego mantiene agua.

3. El mundo es como un rey en su trono, el ciclo del año es como un rey en la provincia. El corazón en el alma es como un rey en batalla.

4. Uno opuesto al otro fue hecho por el Creador: El bien opuesto al mal, el mal opuesto al bien, el bien del bien, el mal del mal. El bien reconoce al mal, el mal reconoce al bien. El bien se reserva para el bueno, y la maldad se reserva  para el malvado.

5. Tres: cada uno es independiente. Uno defiende, uno acusa y uno decide entre ellos. Siete: Tres opuestos a tres, con un decreto decidiendo entre ellos. Doce están en guerra: Tres quienes aman, tres quienes odian, tres quienes dan vida, tres quienes matan. Los tres que aman son el corazón y los oídos; los tres que odian son el hígado, la vesícula biliar y la lengua; los tres que dan vida son las fosas nasales y el bazo; y los tres que matan son los oídos y la boca. Y el Creador, el Rey fiel, los domina a todos, eternamente, desde Su lugar. Uno sobre tres, tres sobre siete, y siete sobre doce, y todos ellos están ligados, unos a otros.

6. Él imprimió tres libros con veintidós letras. Él creó Su Universo entero con ellas. Él formó todo lo que fue hecho y todo lo que será hecho con ellos en el futuro.

7. Cuando Abram vino, miró, vió, entendió, grabó, permutó y talló, y triunfó. Y el Creador eterno se reveló a Abram, y lo tomó en Su regazo, lo besó en la cabeza, y lo llamó Abraham. Él hizo un convenio con Abraham entre los diez dedos de sus pies: el convenio de circuncisión-; y entre los diez dedos de su mano: el convenio de la lengua. Él ligó las veintidós letras a la lengua de Abraham y le reveló Su secreto. Él las trazó en el agua, las quemó en fuego, y las agitó con el viento. Él las encendió con siete planetas, y  las arregló entre las doce constelaciones.

Fin del libro "Sefer Yetzirá (El Libro de la Creación)".

 

Biblioteca

Nuevo Curso Virtual

¿HAY SOLUCIÓN PARA EL ANTISEMITISMO?

Canal de Cabalá

The Books

Cabala_para_no_inciados-S-1
Cabalá para No Iniciados
Adquirir

Rescate_De_La_Crisis_Mundial-S-1
Rescate de La Crisis Mundial
Adquirir

Share On