Kabbalah.info - Kabbalah Education and Research Institute

El método en el estudio de la Cabalá


Contenido sección 1

Los Principios de la Cabalá

Introducción

El Sistema General en los Mundos Espirituales
El Aspecto Histórico de la Cabalá
La Cabalá como el Método para Lograr Alcanzar Semejanza con la Naturaleza
La Esencia de la Cabalá
El Tema que se Estudia en la Cabalá
Los Senderos para Alcanzar la Meta Superior
Dos Sistemas: Descenso y Ascenso
Los Elementos Principales del Universo
Los Datos en los que se Basa la Cabalá
El Cuestión de la Realidad en la Cabalá
Nombres Abstractos
Los Principios de la Terminología Utilizada en la Cabalá
El Lenguaje de las Ramas

Sección 2

El Procedimiento para el Estudio

Introducción

La Interacción entre el Maestro y el Estudiante
Algunos Señales Externas del Verdadero Maestro 
La Conexión entre el Maestro y el Discípulo
El Papel del Instructor en la Cabalá
Libros Cabalistas
Una Breve Descripción de las Obras de Baal HaSulam
¿Qué significa "Estudiar"?
El Propósito del Estudio de la Cabalá
¿Cómo Abordar el Estudio?
La Lección
La Influencia de la Luz
El Enfoque Correcto al Estudiar
Textos Cabalistas
Tarea
Las Oportunidades de Estudio


Sección 1
Los Principios de la Cabalá

Introducción

Conocemos el mundo con la ayuda de nuestros sentidos. Un individuo es como una caja negra (1) que percibe tan sólo lo que le llega desde el exterior. La información entra a nuestro sistema cerrado a través de los cinco sentidos en donde se fija, se procesa y analiza. No podemos percibir nada que nuestros sentidos no puedan captar.

La influencia externa es para nosotros todo un misterio. Percibimos tan sólo nuestra reacción, ya que nuestra facultad de comprensión está aprisionada en nuestro interior y no nos permite razonar objetivamente sobre la influencia externa. Procesamos la información que penetra en nuestros sentidos únicamente con la ayuda de nuestra percepción.

Todas las herramientas técnicas de que disponemos tan sólo ensanchan el alcance de nuestras habilidades hasta cierto punto, pero no nos permiten ir más allá de nuestras limitaciones. Es imposible crearnos un nuevo sentido con la ayuda de dispositivos. No podemos ni imaginar cómo sería la realidad que nos rodea si nuestros sentidos fueran diferentes.

A partir de un análisis, la suma total de nuestras percepciones crea en nuestro interior una imagen a la que llamamos "nuestro mundo", Esta imagen es puramente subjetiva y no tenemos la capacidad de comparar la realidad objetiva que existe afuera de nosotros con aquello que llevamos adentro.

Nuestras posibilidades de logro están siempre limitadas por los linderos de nuestras percepciones. Todas las percepciones humanas tienen una característica común que se basa en la habilidad de los cinco sentidos para relacionarnos, intercambiar conocimientos e impresiones y entendernos entre nosotros.

Todos nuestros sentidos (para mayor precisión, nuestros órganos responsables de obtener información) reciben, fijan, procesan y evalúan la información exclusivamente tomando en cuenta su utilidad o ganancia personal.

Todos los organismos trabajan de tal forma que lo único que desean es recibir placer. El deseo de recibir el máximo placer es la ley fundamental que existe en todos los niveles de la naturaleza: el inanimado, el vegetativo, el animado y el parlante.  

La Cabalá es un método científico y educativo que nos permite desarrollar un sentido adicional para recibir información suplementaria sobre lo que existe en el universo exterior, aparte de nuestros sentidos naturales. Al conocer a fondo este método empezamos a comprender al mundo que nos rodea de una manera totalmente diferente - independiente de nuestra percepción subjetiva y egoísta.

(1) Caja negra (Cibernética) - Un sistema en donde el investigador tiene acceso sólo a la información que entra y sale del sistema, pero el investigador no puede conocer los procesos internos del sistema.

La Cabalá es la ciencia que se acerca más al hombre. Le explica por qué está vivo, por qué nació, de dónde vino, hacia dónde se dirige después de completar su camino en esta tierra y el significado de su existencia. Con la ayuda de la Cabalá, quien quiera que lo desee, pude recibir las respuestas a estas interrogantes durante su vida.

Es por esto que la Cabalá es el método para alcanzar los mundos espirituales (2) y por ende nuestro mundo. Por un lado, con el estudio de la Cabalá tenemos acceso al conocimiento de los mundos espirituales; y por otro, en el proceso del estudio desarrollamos el sexto sentido con el que vamos a establecer el contacto con los mundos espirituales.

La Cabalá no es una ciencia teórica o abstracta; más bien es inseparable de la práctica. Tomándose a sí mismo como ejemplo, el individuo logra comprender quién es él, cuál es su naturaleza, lo que necesita hacer y transformar. Nada puede ser o estar más cercano al hombre que este conocimiento que lo lleva al encuentro consigo mismo, con su destino y con este mundo.

El Sistema General en los Mundos Espirituales


Los cabalistas son personas como todos los demás. Sin embargo, al hacer suyo el método cabalista pudieron trabajar consigo mismos para percibir el mundo objetivo y externo. Esto es lo que nos explican los cabalistas en sus obras, para familiarizarnos con el sistema de los mundos espirituales. Como cualquier otra ciencia, la Cabalá tiene un lado teórico y otro práctico; tiene también su propio lenguaje, terminología, herramientas de investigación y su modo de planear los experimentos y realizar análisis comparativos.

Existen cinco mundos o cinco niveles de logro de comprensión en conjunto. Como nos explica el Libro del Zohar (la fuente cabalista más importante) todos estos mundos se encuentran dentro del hombre y están formados conforme a un esquema. Cada mundo es el resultado del mundo anterior. Todo lo que encontramos en nuestro mundo - átomos, células, organismos - tiene su raíz o su prototipo en el mundo espiritual. No hay objetos materiales en los Mundos Superiores; allí sólo existen fuerzas que son el origen de los objetos de nuestro mundo y nuestras percepciones.  

Una fuerza en el Mundo Superior (su causa o su raíz) tiene una conexión estricta y específica con su resultado (la rama) en nuestro mundo. Es por esto que podemos representar cada Raíz Superior con la ayuda de la rama en nuestro mundo. Este es el principio en que se basa el sistema de transmisión de información que llamamos "El Lenguaje de las Ramas" y que es el mismo con el que fueron escritas las principales obras cabalistas (El Libro del Zohar, El Árbol de la Vida y otros).

(2) Mundo Espiritual - Un mundo que existe conforme a las leyes del atributo de otorgamiento; únicamente fuerzas y percepciones existen en él y actúan sin las cáscaras materiales.

La Cabalá tiene tres secciones principales; cada una de ellas describe cómo se logra alcanzar la Ley General del Universo. Una sección de esta ciencia estudia paso a paso el descenso (3) de los mundos (4) y sus influencias de arriba hacia abajo hasta llegar a nuestro mundo. Trata exclusivamente la investigación de los Mundos Superiores y su funcionamiento, la forma en que nos gobiernan e influyen, cómo nosotros influimos en los Mundos Superiores con nuestras acciones y como nos vuelven a influir, dependiendo de nuestras reacciones.

La siguiente sección de la Cabalá versa sobre la metodología para desarrollar el alma (5) o la parte interior del hombre que pertenece a los Mundos Superiores. Esta parte del hombre no tiene nada que ver con la fuerza vital de la vida en nuestro organismo, que es la misma fuerza en los cuerpos de los hombres y los cuerpos de los animales.

A todos los procesos relacionados con el descenso de la parte espiritual para adentrarse en un cuerpo físico, la salida de este cuerpo cuando llega la muerte biológica de la persona y su descenso a un nuevo cuerpo, se le llama "reencarnación del alma". Esta noción no existe en lo que se refiere a los cuerpos.

La sección de la Cabalá, que utiliza todo un aparato matemático o conceptual para describir los procesos que ocurren dentro del alma, permite al cabalista estudiar la influencia que tienen estos procesos dentro de sí mismo, analizarla, ordenarla por grados y comparar las señales que le llegan desde arriba con sus propias reacciones. Como resultado de su investigación, el cabalista adquiere el conocimiento óptimo para darse cuenta de su componente energético y espiritual -el alma- que le fue conferida desde Arriba. El aparato matemático de la Cabalá consiste de:

- Gematria - un registro numérico de los estados espirituales de los mundos y las almas.
- Gráficas de los estados que representan la influencia entre los mundos espirituales y las almas.
- Tablas y matrices de las diferentes inclusiones de los atributos de los mundos y las almas.

Al alcanzar los Mundos Superiores o Espirituales desde el nivel de nuestro mundo, el individuo empieza a percibir un sistema y el Plan de la Creación. Sin embargo, aún antes de lograr alcanzar el mundo espiritual -al iniciar los estudios de la Cabalá- el individuo comprende que no puede ir más allá de los linderos de nuestro mundo sin un sentido adicional.  

(3) Descenso - distanciamiento del estado inicial. 
(4) Mundos grados o niveles de ocultación del Creador.
(5) El Alma- órgano espiritual que gradualmente va naciendo dentro de una persona que vive en nuestro mundo. El nacimiento del alma significa el desarrollo gradual de una sensación de la influencia de las fuerzas espirituales o el surgimiento de una mínima sensación del Creador.


La finalidad del aprendizaje del sistema energético-espiritual es recibir el máximo placer posible, llegar a la perfección más elevada en nuestra existencia y a la comprensión absoluta, y como resultado llevar al sistema interior o alma a un equilibrio total con el sistema externo que llamamos "el Creador".

A través de los milenios en la existencia de nuestro mundo, cada generación se ha diferenciado de las generaciones anteriores por el grado creciente de egoísmo de sus almas. Esta es la razón por la cual la metodología para alcanzar los mundos espirituales ha variado en cada generación. El alcanzar al Creador o la Ley Superior de la naturaleza ocurre dentro del alma y si el alma cambia cualitativamente, entonces el método cambia en consecuencia.


El Aspecto Histórico de la Cabalá


Al ir en busca de la fuente de la Cabalá, como sucede con otras enseñanzas antiguas, nos hallamos en Mesopotamia, la cuna de la cultura de la humanidad. No es una coincidencia que, aún ahora, el punto de impacto entre civilizaciones se localice justo en este sitio. La Cabalá fue concebida hace cuatro mil años. Posteriormente, el conocimiento fue casi olvidado para volver a revelarse nuevamente en esta época.

Toda la historia humana la ha ido determinando el creciente egoísmo. Este proceso progresivo es el que nos apremia a estudiar la naturaleza que nos rodea con el fin de conocer nuestros deseos egoístas que van en constante aumento. En contraste con los niveles inanimado, vegetativo y animado dentro de la naturaleza en nuestro mundo, el hombre constantemente experimenta transformaciones, tanto de generación en generación, como de forma individual en el transcurso de su corta vida. Su egoísmo se desarrolla a lo largo de cinco niveles ascendentes.

En épocas anteriores, el hombre no era lo suficientemente egoísta para oponerse a la Naturaleza. Percibía todo lo que lo rodeaba en un cierto nivel espiritual, casi sin palabras, se podría decir telepáticamente y dentro de esta unidad mutua usaba este lenguaje para comunicarse con la naturaleza.

Cuando el hombre ascendió al primer nivel de su egoísmo, ya tenía el deseo de someter a la naturaleza o cambiarla para su propio beneficio, en lugar de considerar transformarse y ser semejante a ella. La descripción alegórica de este deseo del hombre es la construcción de la Torre de Babel que debía tocar el cielo. El aumento del egoísmo separó al hombre de su ambiente natural vivo. En lugar de eliminar su creciente oposición, creyó, falsamente, que podía alcanzar al Creador con todo y su egoísmo -no por el camino de la corrección del mismo- al tomar el control del mundo que lo rodeaba, anteponiendo el "Yo" en oposición a la naturaleza. Como resultado, el hombre dejó de creer en ella y perdió la sensación de unidad e integración con el planeta. Al amor lo reemplazó el surgimiento del odio y la desavenencia y la nación única del la antigüedad se dividió en muchas naciones.

Así nos lo reseña el Antiguo Testamento (Génesis, 11:1-8) utilizando un lenguaje metafórico de la siguiente manera:

"Todo el mundo era de un mismo lenguaje e idénticas palabras. Al desplazarse la humanidad desde oriente, hallaron una vega en el país de Senaar y allí se establecieron... Después dijeron: 'Vamos a edificarnos una ciudad y una torre con la cúspide en los cielos y hagámonos famosos por si nos desperdigamos por toda la faz de la tierra.' Bajó el Señor a ver la ciudad y la torre que habían edificado los humanos. Y dijo el Señor: 'He aquí que todos son un solo pueblo con un mismo lenguaje y este es el comienzo de su obra. Ahora, nada de lo que se propongan les será imposible. Bajemos, pues, y una vez allí confundamos su lenguaje, de modo que no entienda cada cual el de su prójimo.' Y desde aquel punto los desperdigó el Señor por toda la haz de la tierra y dejaron de edificar la ciudad."

En su libro, Los Ancianos del Judaísmo, (Libro 1, Parte 4) Flavio Josefo escribe:

"Nimrod apremió al pueblo a desafiar al Creador. Les aconsejó edificar una torre tan alta que las aguas no pudieran cubrirla en caso de que el Creador les enviara un nuevo diluvio y de esta forma vengarse del Creador por la desaparición de sus ancestros.

Sin escatimar esfuerzos o ahínco iniciaron la construcción de una torre. Viendo que el pueblo no se había corregido después de la lección del diluvio, el Creador mandó que hablaran en muchas lenguas. No se comprendían unos a otros y se diseminaron. El sitio en donde se había edificado la torre se llama ahora Babilonia. Es el lugar en donde se mezclaron los lenguajes en lugar del lenguaje único que imperaba antes."

En los inicios del Siglo Veinte, el arqueólogo alemán Robert Koldeway descubrió las ruinas de una torre en Babilonia que medía 90x90x90 metros. Herodoto que vivió en 500 BCE, describió la torre como una pirámide de siete pisos de alto de tamaño similar. Las fuentes históricas nos narran que la ciudad sagrada de Esagila se localizaba en el centro de Babilonia y la Torre de Babel se encontraba en el corazón de la ciudad que era el templo del sumo sacerdote de Marduk. Se le llamaba "Etemenanki", que quiere decir "la piedra angular de los Cielos y la Tierra."

En esos tiempos, Esagila era el centro religioso del mundo entero, y se proponía reemplazar el conocimiento del verdadero Dios con una religión que en esencia era opuesta a Él. La astrología, los horóscopos y el Zodiaco, la adivinación, la magia de los números, el espiritualismo, el misticismo, la hechicería, los encantamientos, el mal de ojo y la invocación de los malos espíritus, todo esto se desarrolló en Esagila y ha sobrevivido hasta nuestros días y el resultado de todas estas creencias lo vemos precisamente hoy en día. La biología evolutiva afirma que los lenguajes Indo-Europeos tienen su raíz en los lenguajes de las naciones que vivieron en la época durante la cual se edificó la Torre de Babel.

El Doctor Russell Gray (6) de la Universidad de Oakland en Nueva Zelanda, calculó la

(6) Gray, R. D. and Atkinson, Q. D. (2003) Languaje-tres épocas divergentes apoyan la teoría Anatoliana del origen Indo-europeo. Nature, 426 (6965)
antigüedad de los 87 lenguajes Indo-Europeos y determinó que habían surgido en el período de la Torre de Babel y después se dispersaron hacia el Occidente, a Europa y hacia el Oriente, a la India.

Desde aquel entonces, el hombre ha mostrado su oposición egoísta a la naturaleza o al atributo del altruismo (7) total. En lugar de transformar el constante aumento de su egoísmo en altruismo y ser semejantes a la Naturaleza, los individuos han creado un escudo artificial que los aparta de su entorno natural viviente. Es por eso que han desarrollado la ciencia y la tecnología. ¿Al no desear el hombre corregir su actitud e inclinarse por su aspiración a gobernar la naturaleza, no es esto como continuar construyendo la Torre de Babel?


La Cabalá como el Método para Lograr Alcanzar Semejanza con la Naturaleza


La Cabalá es la ciencia que surge de la urgente necesidad de conocer las razones del lento pero seguro avance del egoísmo. La Cabalá afirma que el atributo de todo lo que existe es un egoísta deseo de obtener satisfacción. Sin embargo, es imposible lograrlo naturalmente ya que al experimentar el placer se nulifica el deseo de obtener satisfacción y como resultado no se siente ya más. Es muy parecido a que los alimentos que ingerimos disminuyen la sensación del hambre y por consiguiente, el placer al degustar los platillos, desaparece también.

Puesto que el hombre no puede existir sin sentir placer, constantemente se ve forzado a cultivar nuevos deseos con el fin de ir obteniendo placer a medida que los va llenando. Nuestra vida entera consiste de esta búsqueda interminable de placer - que es imposible de alcanzar. La desilusión y el vacío provocan depresiones y conducen al abuso de las drogas.

La antigua sabiduría alegóricamente nos narra que la humanidad fue creada como una sola criatura, y presupone que todas las personas originalmente se conectaban como un único ser. La Naturaleza se relaciona con nosotros precisamente de esta manera, como si fuéramos un solo hombre. Esta imagen colectiva se llamó Adam, que viene de la palabra Dome; en arameo (el lenguaje que se hablaba en la antigua Babilonia) quiere decir "semejante al Creador". Fuimos originalmente creados como un solo hombre, pero como resultado del aumento del egoísmo, gradualmente fuimos perdiendo la capacidad del sentimiento comunitario y nos separamos unos de otros llevando nuestra desconexión hasta el punto del odio.

Conforme al Plan de la Naturaleza nuestro egoísmo va a ir en aumento hasta que nos demos cuenta de nuestra fatal separación. La globalización hoy en día claramente nos demuestra que todos estamos conectados unos con otros, pero, por otro lado, el excesivo incremento del egoísmo nos separa.

(7) Altruismo - (deseos altruistas) - el deseo de otorgar; acciones que se realizan con la intención "por el Creador".

Pero, ¿por qué fue necesario crearnos originalmente como un único ser para después separarnos en individuos egoístas desconectados unos de otros? Se hizo así porque el hombre sólo puede darse cuenta y comprender cuán totalmente opuesto es del Creador, la absoluta insignificancia del egoísmo, su limitada naturaleza y falta de resolución, si se encontrarse separado de las demás personas. Es justamente de esta forma que podemos llegar a detestar nuestra naturaleza egoísta que nos separa. Es preciso que nosotros sintamos el deseo de unidad y transformemos nuestra esencia en algo opuesto - la semejanza con el Creador.

Los individuos tienen la obligación de contribuir a la unidad de la misma forma como las células egoístas se conectan en un cuerpo, anulando su propio egoísmo por el bien de la existencia del organismo entero y por lo tanto poder sentir la plenitud de la vida. Es mediante este acto que se puede percibir la existencia eterna de la Naturaleza en el nivel necesario para ascender, en lugar de permanecer en esta existencia terrenal.

El viejo principio "Ama a tu prójimo como a ti mismo" nos llama a cumplir. Este mandato es anterior a la construcción de la Torre de Babel y más tarde se convirtió en el principio fundamental de todas las religiones y las éticas morales de la sociedad que se desarrollaron basándose en la antigua sabiduría babilónica. Apegándose a este principio, las personas dejan de ser individuos egoístas y más bien sienten la vida del organismo entero de Adam en su semejanza con el Creador, es decir, que sienten la existencia eterna y perfecta de la Naturaleza.

El antiguo Libro cabalista del Zohar nos dice que hacia finales del siglo veinte, la humanidad alcanzaría el máximo desarrollo del egoísmo y la máxima desilusión por su existencia. El Libro del Zohar afirma que será el momento de revelar la Cabalá a la humanidad - el método científico de lograr la semejanza con la Naturaleza.

El destino manifiesto de los cabalistas en cada época era adaptar y ajustar la ciencia y el método para alcanzar al Creador conforme al carácter y a las almas de cada generación.

El gran cabalista Rashbi (200 CE, nombre completo, Simón Bar Yochai) fundó un nuevo método cabalista. Durante ese periodo de tiempo, surgió una ingente necesidad de contar con un nuevo método y el lo plasmó en detalle en el Libro del Zohar.

El método se desarrolló y se ajustó aún más en el Siglo Dieciséis. El Cabalista que creó el nuevo método para alcanzar el Mundo Superior para su generación fue El Ari (nombre completo: Itzhak Luria Ashkenazi, 1534-1572).

El último científico que adaptó los conocimientos cabalistas, para nuestra generación fue Baal HaSulam (1885-1954). El creó un comentario al Libro del Zohar, y a los libros del Ari, además de que desarrolló un método para alcanzar el Mundo Superior o espiritual consistente con el tipo de almas que bajan al mundo de hoy.

Puesto que todos los resultados en nuestro mundo se originan en el sistema de los mundos espirituales, se puede decir que el conocimiento espiritual iluminado por la Cabalá se aplica a la ciencia, al arte, la música y a muchas otras expresiones de la actividad humana. Cuando estudia Cabalá, el individuo logra comprender las leyes generales del universo y como resultado todas las leyes de este mundo; percibe el origen de todas las ciencias.

La única forma en que una persona puede dibujar una línea entre lo que ya ha sido revelado y lo que es aún inaccesible a la investigación científica, darse cuenta en donde termina la posibilidad de logro mediante la ayuda de los cinco sentidos, aparatos y la lógica y donde empieza el mundo exterior, es yendo más allá de las fronteras de nuestro mundo. Se puede alcanzar si transformamos nuestros propios atributos.


La Esencia de la Cabalá


Con el fin de dar una definición básica de los principios de la Cabalá, a continuación reproducimos un fragmento del artículo "La Esencia de la Ciencia de la Cabalá" que escribió el gran cabalista del Siglo Veinte Baal HaSulam:

"¿Qué es la ciencia de la Cabalá? Esta pregunta viene a la mente de toda persona de buen juicio. A fin de dar una repuesta puntual voy a plantear una definición duradera y fidedigna, y es que esta sabiduría es ni nada más ni nada menos que una secuencia de raíces que cuelgan hacia abajo en razón de causa y consecuencia, con reglas fijas y determinadas que se entrelazan a una elevada meta que se describe como: la revelación de Su Santidad a Sus criaturas en este mundo."

Entonces, la Cabalá estudia cómo desciende el orden de las fuerzas superiores a nuestro mundo desde su fuente que se llama "el Creador" (que es su causa primera y su raíz), cómo se desarrollan estas fuerzas por medio de la causa y efecto y como simultáneamente se transforman en relación al hombre y lo influyen. Estas fuerzas forman el sistema del universo al ir descendiendo conforme a leyes absolutas y estrictas influyendo al hombre, orientándolo hacia una meta, con la intención de gradualmente ir revelándole al Creador durante su existencia en este mundo."

La Cabalá estudia todo lo que fue creado por el Pensamiento del Creador, quien es un Absoluto relativo a la creación. Es decir, estudia cómo este pensamiento se reviste en fuerzas y estas fuerzas forman la materia o el deseo de disfrutar, de donde el hombre surge después; y de que manera el hombre, que se encuentra en el nivel más bajo de nuestro mundo, gradualmente alcanza el nivel más alto: la unión con el Creador, con la ayuda de estas fuerzas, conectando así a dos diametralmente opuestos puntos extremos del universo en él. En otras palabras, esta ciencia examina la formación de todo el proceso de la evolución de la creación conforme al Pensamiento original de Su creación.

El Tema que se Estudia en la Cabalá


La Cabalá es la ciencia que trata sobre el universo, su génesis, su estructura general, su movimiento como un todo y cada parte de sí en particular.

La Cabalá estudia:

1. La creación del Universo, incluyendo los mundos espirituales, el cosmos, el sistema solar y los niveles inanimado, vegetativo, animado y humano en la naturaleza.
2. El flujo y la meta final del proceso de desarrollo.
3. La oportunidad del hombre de intervenir en este proceso (el factor antropológico).
4. La conexión entre el estado actual y los estados en que nos encontrábamos antes de la aparición del hombre y la sociedad en la tierra, es decir, antes de nuestro nacimiento.
5. El significado del segmento de la vida cuando existimos con un cuerpo biológico percibiendo el mundo que nos rodea a través del mismo.
6. El estado en el cual existimos en este mundo y el estado después de nuestra muerte.
7. Los ciclos de la vida, si existen y como se conectan entre ellos.
8. La oportunidad durante nuestra vida terrestre de participar en la forma más alta en donde existimos antes del momento de nuestro nacimiento y después de nuestra muerte.
9. Las fuentes de las ciencias, las artes y la cultura; todo lo relacionado con el lenguaje, el comportamiento del hombre, las raíces y las causas de su realización concreta. 

La Cabalá aclara todas estas cuestiones ya que deduce la Ley general al proporcionarnos la fórmula completa que descubre el universo entero. Einstein soñaba con descubrir una fórmula que unificara a todo el universo en todos sus detalles. Comprendió, que de ser genuina, dicha fórmula debería ser muy transparente: consistiría de una relación entre diversos parámetros, por medio de una dependencia sencilla y funcional. La Cabalá nos conduce a esta fórmula que lo explica todo. Por lo menos, estas fueron las conclusiones a las que llegaron los cabalistas, como resultado de sus investigaciones y cualquiera de nosotros puede convencerse personalmente estudiando la Cabalá.


Los Senderos para Alcanzar la Meta Superior


La Cabalá examina los recursos a disposición del hombre para alcanzar la Meta Superior, esto es, llegar a ser idéntico a la Fuerza General regente, la Fuerza Superior que llamamos "el Creador". Para explicarlo, tomemos como ejemplo un pequeño organismo viviente, cuyo único fin es alimentarse y vivir la cantidad de tiempo suficiente para reproducirse. Al investigar este sencillo micro-organismo nos damos cuenta que es una compleja conexión de muchas fibras diferentes, tal como los biólogos y fisiólogos lo han ya descubierto como resultado de sus estudios, aunque aún desconocen muchos otros pormenores más sutiles. Lo anterior nos demuestra que se requiere de una gran cantidad de detalles, conexiones y funciones (de las cuales aún no tenemos mucha información) para sustentar aún esta existencia tan pequeña y primitiva.

Con este ejemplo, podemos ya imaginar la innumerable variedad de diferentes conexiones que debemos analizar con el fin de alcanzar la Meta Superior. En otras palabras, podemos alcanzar la Meta Superior en la medida que lo deseemos y logremos comprender todos los componentes del hombre. Tenemos que conocer la influencia del Creador de una manera razonable e inteligente. Y esto incluye enterarnos de nuestra estructura, Su creación y regencia y cómo la creación se va transformando para alcanzar el estado perfecto final. De esta manera, aprender la ley significa que uno la va a aplicar en sí mismo, una vez que se hayan estudiado a fondo las causas: saber de dónde viene, por qué tiene precisamente la forma que tiene, cómo actúa, cuál su objetivo y cómo utilizarla con el fin de llegar a la Meta Superior.

En este caso, examinar las leyes que gobiernan al universo no se limita a observar meramente la forma en que actúan y cambian, como lo hacen los científicos experimentados al investigar las leyes de nuestro mundo, con los parámetros adecuados. Más bien, deben estudiarse las leyes espirituales partiendo desde su principio o el punto en que surgieron; debemos aprender por qué se crearon las leyes espirituales precisamente en la forma en que se crearon; por qué nosotros y los otros integrantes en los mundos fuimos creados así, e ir entendiendo lo que ocurre a cada átomo, a cada cuerpo en todos los niveles de su existencia.

El hombre logra entender las acciones del Creador en relación a todo el universo - ser iguales al Creador y justificarlo - únicamente al comprender el sistema entero del universo en su conjunto, en todos sus niveles. Es a este estado que se le llama "adhesión con el Creador por la equivalencia de la forma".

La Cabalá nos brinda el conocimiento completo del universo; no alcanzaremos la Meta a menos que absorbamos e integremos este conocimiento. Esta enorme y, en un principio, inconcebible tarea consiste en que cada uno de nosotros se convierta en un físico, químico y biólogo en cada nivel del universo. El hombre tiene la obligación de comprender absolutamente todas las leyes durante su vida pero no investigando los fenómenos con los medios tradicionales o de rutina. La Cabalá le ofrece la oportunidad de conseguirlo. Con la ayuda de esta ciencia el hombre aprende las leyes de la naturaleza antes que se concreticen en los niveles inanimado, vegetativo y animado en la naturaleza de nuestro mundo, donde las ciencias académicas utilizan métodos técnicos para fijar y examinar los resultados de estas leyes.

Dos Sistemas: Descenso y Ascenso

La Cabalá incluye la investigación de dos sistemas paralelos, totalmente iguales, con los que podemos alcanzar la Meta de la Creación. El primer sistema se llama: "el orden de descenso a los mundos, Partzufim (8) y Sefirot (9)"; y al segundo sistema se le llama "logro" o "niveles de logro para alcanzar la Fuerza Superior." La única diferencia entre estos dos sistemas idénticos es que el primero está edificado de arriba hacia abajo, partiendo de la primera causa, o el Creador, en el Mundo del Infinito (10) hasta lo extremo opuesto que es la parte más baja de nuestro mundo; y el segundo sistema que se inicia en nuestro mundo y asciende hacia la causa primera, repitiendo con precisión todos los estados y conexiones que componen la estructura del primer sistema.

Al ir ascendiendo el hombre a través de los niveles del segundo sistema, va subiendo cada nivel que lo va a regresar a la Fuerza Superior Regente, paso a paso, conforme a las leyes y principios con que se formaron estos niveles desde la causa primera hasta el estado de "nuestro mundo". Por lo tanto, el primer sistema no es otra cosa que un modelo cuya razón la determina la necesidad de la existencia de la Meta del Universo, es decir, que toda la humanidad regrese hasta el Creador, o la concreción del primer sistema. En consecuencia, la revelación del Creador no es cuestión de un instante; toma su tiempo adquirir las cualidades que nos permiten percibir todos los fenómenos y atributos de los niveles descendentes hasta que logremos comprender su variedad. El proceso de expansión sucesiva de las Fuerzas Superiores de arriba hacia abajo nos señala el ritmo, paso a paso, que debemos seguir en nuestras investigaciones y lograr ascender de abajo hacia arriba en la misma forma en que subiríamos una escalera; por eso a los niveles de logro se les llama "escalones".

Cuando el hombre está en el nivel más bajo no se imagina que podría ascender hasta el nivel más alto; después de todo no lo percibe, así que ¿cómo desear algo que se desconoce? El ascenso se hace factible porque la parte más baja del Nivel Superior desciende hasta la parte más alta del nivel más bajo, dándole al hombre la sensación de su presencia, de la diferencia entre los niveles y entender lo que tiene que hacer para subir al siguiente nivel.

El logro sucesivo de todos los niveles está predeterminado: cada peldaño que se sube es más alto que el anterior. La única diferencia entre los niveles es la profundidad de lo que se logra. Nos encontramos en el Mundo del Infinito y lo estamos percibiendo aún ahora, aunque no sea más que una manifestación mínima que llamamos "nuestro mundo". Nada 

(8)Partzuf (pl. Partzufim) - "cuerpo espiritual" - el deseo de gozar del Creador provisto de una pantalla (esto es, habilitado para recibir la Luz).
(9)Sefira (pl. Sefirot) - diferentes atributos que el Creador asumió relativos a las criaturas. Son diez en su conjunto: Keter, Hochma, Bina, Chesed, Gevura, Tifferet, Netzah, Hod, Yesod, Malchut.
(10)Mundo del Infinito - el estado en que todos los deseos se ven completamente satisfechos sin restricción, esto es, la creación (el deseo de gozar) no restringe la expansión de la Luz (el placer).


existe aparte del Mundo del Infinito y nosotros que nos encontramos dentro de él. Todo lo demás no son sino filtros frente a nuestros sentidos.

Nuestro mundo es el filtro más grande que debilita nuestra percepción del Mundo del Infinito. El individuo se eleva a un nivel más alto si suprime este filtro. A través de este mundo percibe la siguiente capa del Mundo del Infinito; esta última se manifiesta más y más a medida que se va avanzando. En síntesis, es así como el hombre penetra profundamente en la materia alcanzando al Pensamiento.

De esta forma, podemos llegar a una deducción sobre la existencia de dos realidades.

1. La realidad de la materia.- El orden de la revelación de la Luz Superior desde arriba hasta abajo desde la Fuente Inicial que determina el grado y la calidad de la Luz que desciende de la esencia del Creador. Esta Luz atraviesa por fases de ocultación, una tras otra, hasta que la realidad material de nuestro mundo surge de Ella.

2. La realidad de la Mente Superior.- Una vez que se ha revelado de arriba hacia abajo, el orden se construye de abajo hacia arriba. Estos son los escalones de la escalera que la humanidad debe subir hasta que cumpla con la meta de la Creación.

Los Elementos Principales del Universo

Gracias a sus investigaciones, los científicos cabalistas descubrieron que todo lo que existe en todos los mundos se resume en dos fenómenos: el deseo de recibir placer y el deseo absoluto de complacer (otorgamiento). Llamaron a estos fenómenos los dos elementos principales del universo. Como forma de existencia, la recepción presupone la presencia de un vacío que no se llena; se hace presente en niveles elevados de la naturaleza bajo la forma de sensaciones. Los cabalistas llamaron a esta forma de existencia "el deseo de gozar" (traducción literal de la palabra hebrea Ratzon Lekabel. También descubrieron que el estado de vacío es originalmente secundario, ya que el estado de satisfacción invariablemente lo precede.

Dos importantes deducciones siguieron a lo antes dicho:

a) La existencia independiente del deseo de recibir (a la que se le llama la materia del universo) fue precedido por el estado simbiótico de las dos bases: el deseo de recibir y el deseo de otorgar. Este es el estado del llenado primordial o la manifestación original de la primera causa, el deseo de complacer que se llama el Mundo del Infinito.  
b) En un momento dado el fenómeno de recepción fue excretado del estado de llenado original, perdiendo, como resultado, aquello que lo llenaba; y fue así que empezó a existir como el deseo de recibir, esto es, la materia del universo.  

Como resultado del acto de la creación, se perdió el contacto con la Fuerza Superior Otorgante y se formó la materia primordial que es la creación o el deseo de recibir. Sucedió así debido a la oposición entre los atributos del Creador (el donador) y su creación (el receptor). La Meta de la Creación es el deseo independiente de llegar a ser semejante a su causa primera que estará libre de la influencia del Creador. Los científicos cabalistas definieron el estado del universo entero como niveles de esta semejanza, llamándolos "mundos".

Los Datos en los que se Basa la Cabalá

La Cabalá se basa únicamente en datos precisos que han sido verificados con métodos empíricos. No se han considerado teorías o hipótesis. Toda la información en la que se basa esta ciencia la recibimos de gente que personalmente ha alcanzado la percepción del Mundo Superior, esto es, que han comprendido, verificado, medido y descrito todo lo que lograron alcanzar. La suma total de su investigación compone todo el material científico de la Cabalá.

Como cualquier otra ciencia, la Cabalá tiene su propio sistema de investigación, preciso, matemático y gráfico (este último mediante esquemas y tablas). En vez de sentimientos, experiencias e impresiones de la influencia de la Regencia de la Fuerza Superior, los cabalistas operan utilizando vectores, expresando la intensidad de la atracción o supresión de los deseos. Las correlaciones de estos vectores se miden numéricamente y los deseos y sus llenados se redefinen por grados. Los cabalistas describen la Regencia Superior que perciben con la ayuda de estos medios científicos.

La Cuestión de la Realidad en la Cabalá

A partir de los ejemplos más claros de la interacción del hombre con su entorno, es evidente que la profundidad de sus logros se ve restringida por las limitaciones de sus necesidades. Hay diferentes tipos de procesos y fenómenos en nuestro mundo que el hombre utiliza en su vida cotidiana, tales como campos magnéticos, ondas de radio, reacciones químicas y demás. Utiliza con buenos resultados las cualidades y oportunidades que le brindan sin tener que llegar a comprender su esencia interior. Dependiendo de la influencia que tengan en él, el hombre les ha puesto nombres, guiado por sus percepciones internas. Estos términos se utilizan en el lenguaje cotidiano y la suma de la manifestación del fenómeno (incluyendo su restricción) causa una suma específica de asociaciones dentro de todo aquel que entre en contacto con la manifestación del fenómeno. Precisamente esto le da al individuo la sensación de la utilidad del proceso, fenómeno u objeto.

Esto es, en este caso la realidad se define como la suma total de la influencia en las percepciones del investigador. Esto es cierto en lo que toca a la primera causa y sus manifestaciones, así como a los fenómenos y objetos que influyen en nuestros sentidos en este mundo. De esta forma, el logro se ve restringido por nuestro encuentro con una influencia en los cinco sentidos del hombre. La suma de nuestras reacciones a una influencia es lo que crea una imagen completa y suficiente o una noción en nuestra imaginación, a pesar de desconocer la esencia interna del objeto que se investiga.

Esto también es verídico sobre el auto-conocimiento interior del hombre. Todo lo que sabe sobre sí mismo son las manifestaciones externas de su esencia interna, pero no la conoce con certeza.

Cuando nos iniciamos en el estudio de los principios de cualquier ciencia, en las primeras etapas del aprendizaje, el individuo se familiariza con el sonido de los términos, llenándolos con conceptos que ha previamente recibido en libros de texto. Necesariamente supone que estos nombres son el resultado de la influencia de fenómenos en los artefactos y sentidos de los investigadores. En el proceso de aprendizaje, la realidad de los términos especiales alcanza un nivel más elevado como resultado de los experimentos.

Este principio la aplican también los investigadores cabalistas. Para ellos la influencia de la primera causa llamada "Luz", es la base completa y suficiente para nombrar los niveles en cada grado de Su manifestación.

Es por esto que una de las reglas de esta ciencia dice: "Todo lo que se mide y se extrae de la causa primera para que se haga palpable en la naturaleza de la creación es bien suficiente." De esta forma, el hombre no tiene nunca necesidad de algo que no sea inherente a la naturaleza del universo, siendo esta última la manifestación de la causa primera en su conjunto.

Nombres Abstractos

Muchos piensan que todos los términos y las palabras en la sabiduría de la Cabalá son abstractos. Es así porque la sabiduría aborda temas del Mundo Superior, que se encuentra más allá del tiempo y el espacio, en donde aún nuestra imaginación no tiene apoyo. Uno puede alcanzarla sólo al conocer a fondo el método cabalista. Puesto que sólo unos cuantos científicos han logrado dominar esta ciencia y alcanzar el mundo espiritual, esto es observar, sentir e investigar de manera práctica las Leyes Superiores y sus manifestaciones, muchas personas, erróneamente, han concluido que seguramente esta materia emplea términos abstractos totalmente alejados de la realidad. Pero no es así. Por el contrario, la Cabalá utiliza sólo términos que son concretos y reales y que se pueden comprender mediante la experiencia práctica. La regla inflexible de los cabalistas es la que dice: "Todo aquello que no logre asir en la práctica, no lo defina con un término o una palabra." Todo aquello que un cabalista no ha logrado alcanzar, no existe para él. Es por esto que la Cabalá no contiene objetos, nociones, o definiciones abstractas, ya que todo esto es resultado de haber logrado tocarlo.

En la Cabalá, el logro o alcanzar, es una clara sensación de comprensión de la fuente de placer, proveniente de aquello que alcanzamos, incluyendo todos sus pensamientos y planes en la medida que se logre alcanzar. El alcanzar se basa en la comprensión de las causas de naturaleza espiritual.

Los Principios de la Terminología Utilizada en la Cabalá

La Cabalá es un método práctico para alcanzar la comprensión de las leyes de la naturaleza; es por esto que en sus explicaciones, los cabalistas tienden a utilizar sólo esos nombres, títulos y términos para satisfacer la condición para que correspondan verdaderamente a los objetos y fenómenos a que se refieren.

En muchas ciencias, se acostumbra no traducir los términos y utilizarlos en su lenguaje original. Por ejemplo, la medicina emplea palabras en latín y la música palabras en italiano. De igual forma, es imposible traducir muchos de los términos cabalistas, ya que además de su significado muy particular, la expresión de las letras numéricas (Gematria), formas, elementos y otros factores son en extremo importantes.

Desde luego, lo ideal sería preservar la forma de escritura de los términos, ya que hasta la apariencia escrita y los contornos de las letras tienen un significado muy profundo. Sin embargo, se tuvo que desechar por varios motivos. El texto contiene palabras hebreas transliteradas (por ejemplo, Sefira, Masach) y sufijos hebreos cuando la palabra está en plural (por ejemplo, la conjugación femenina de Sefira es Sefirot y el masculino de Partzuf es Partzufim).

El Lenguaje de las Ramas

La investigación de los cabalistas nos muestra que la estructura de los mundos espirituales es idéntica. Se diferencian únicamente por el "material" dentro de ellos; significa, que el estado del elemento de recepción que se encuentra en cada mundo, lo determina la distancia que tiene de la primera causa.

Es por esto que cada eslabón subsiguiente es la manifestación de la causa primera en ese nivel. A este respecto, el eslabón en el sistema es la primera causa (en todo el sentido de la palabra) del eslabón más bajo, dándole nacimiento y determinando todos sus atributos.

Todo esto permitió a los cabalistas usar un sistema especial de símbolos para transmitir información acerca de los niveles del universo que son inaccesibles con simples descripciones. Le llamaron el lenguaje de las Ramas. En este sistema, cada palabra que semánticamente se relaciona con un objeto o fenómeno de nuestro mundo se le llama "rama". La rama apunta a la causa que dio lugar a ese objeto, la raíz, o el fenómeno u objeto que está en el nivel más elevado al que se refiere.

Esta es la naturaleza del lenguaje de que echan mano los cabalistas para transmitir la información que pueda servir a las generaciones siguientes, ya sea en forma oral o escrita. Este lenguaje cumple con los requisitos de suficiencia, es decir, totalmente satisface las necesidades de las personas que desean estudiar el universo y participar en alcanzar la meta.

Así pues, el enfoque sistemático al crear la terminología cabalista es el principio del lenguaje de las Ramas. Este lenguaje toma como base las características de la estructura del universo, que es el tema que estudiamos en esta ciencia. 

Aquí no podemos citar muchos otros aspectos importantes del sistema cabalista de los símbolos, por ejemplo, cómo pasa la información a través de los contornos gráficos de las letras y su significado numérico (Gematria). Tampoco podemos hablar de las razones del surgimiento de cuatro clases de lenguajes cabalistas que se desarrollaron históricamente y sus particularidades. Este material lo estudiamos detalladamente en las secciones correspondientes a esta ciencia.


Sección 2
El Proceso del Estudio
Introducción


Por regla general, cualquier resultado serio obtenido por la ciencia moderna es la consecuencia del trabajo de un numeroso cuerpo de científicos y en algunos casos de la comunidad científica mundial. Al conducir sus investigaciones, el científico se apoya en el conocimiento de las generaciones anteriores y echa mano de todos los datos acumulados por sus contemporáneos.

Es sencillamente imposible estudiar el Mundo Superior a menos que el investigador se encuentre dentro de un grupo de cabalistas y estudie con el respaldo del mismo. Por consecuencia, la escuela o el cuerpo de científicos que trabaja con las leyes del Mundo Superior es indispensable. Al mismo tiempo, todos los conocimientos que se adquieren se transmiten enriquecidos y renovados integrándose así a la ciencia de la Cabalá.

El resultado de la investigación depende del deseo de todos los miembros del grupo de unirse unos con otros y sintonizarse en la idea de lograr alcanzar la Meta. Lo más importante de su trabajo debe ser la aspiración de cambiar su percepción egocéntrica del mundo, que restringe y obstaculiza el proceso para poder observar la verdadera imagen del universo. Esta imagen es la de toda la humanidad y no de cuerpos físicos y objetos en los niveles del inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza que nos rodean físicamente. Todo esto existe sólo dentro de nuestros sentidos. Pero la esencia interior del hombre - sus deseos y pensamientos - es un sistema enorme de interconexiones, un campo energético regido por la Fuerza Superior, el Creador.

El individuo no puede lograr captar la intensa totalidad de esta imagen por su propia cuenta pues se encuentra confinado dentro de sí mismo y sólo percibe su pequeño mundo. Podemos hacer una comparación tomando la célula de un organismo viviente; toda su existencia se resume tan sólo a procesos primitivos de consumo y excreción, en contraste con la percepción de la vida del organismo entero. Por esta razón las condiciones son de suma importancia y deben acatarse durante el estudio, ya que de no hacerlo, todo se convierte en una memorización mecánica de términos y definiciones en lugar de la percepción y el logro. Obviamente todo logro y alcance ocurre individualmente pero sucede en la medida en que el individuo se esfuerce en integrarse al grupo y vivir para esta Meta.

Es por esto que toda investigación seria en el campo de la Cabalá debe realizarse dentro de un grupo. Sin embargo, la persona puede, por sí sola, familiarizarse con la fase inicial.


La Interacción entre el Maestro y el Estudiante


En una ciencia como la Cabalá, es muy importante respetar al maestro. En otras áreas, recibir el conocimiento es suficiente; se puede hasta detestar la fuente que transmite la información e inclusive tener acceso por larga distancia sin conocer al profesor. Sin embargo, en la Cabalá el maestro no sólo es el instructor, sino también el guía, acompañando al estudiante a un mundo que este último desconoce. El maestro es de un nivel más elevado en comparación con su discípulo; no es más elevado por su conocimiento (aunque esto sea importante) sino por haber logrado llegar a un mundo desconocido. El maestro y el discípulo son dos figuras que el Creador puso en este mundo precisamente porque es imposible que un estudiante alcance lo desconocido o imperceptible por otros medios que el estar en armonía con su maestro. Gradualmente, sin dirigir bruscamente, tan sólo dando indicaciones, el maestro guía al estudiante a llegar a sus propias conclusiones sobre la manera en que puede armonizar para percibir el mundo espiritual.

Perseguir la dirección que nos da nuestro maestro hacia la Meta o al Creador es muy importante. En este sentido es indispensable seguirlo, pensar que él es lo máximo y decirse que todo el resto no tiene ningún significado substancial. En muchos casos es conveniente comparar la relación entre maestro y discípulo con la relación entre un adulto y un niño, ya que, en nuestro mundo, es la analogía de la raíz y la rama.

El maestro debe con toda intención ser sencillo y no divulgar sus logros espirituales y fuerzas (lo anterior es natural en un verdadero cabalista, y de no ser así, es la señal que es un falso maestro); debe ocultarlos de sus discípulos con el fin de darles la oportunidad de elegir libremente.

Si el maestro apunta hacia el Creador es un Maestro, si apunta hacia sí mismo entonces es un pretencioso.


Algunas Señales Externas del Verdadero Maestro


- Recibió su conocimiento espiritual de un reconocido cabalista.
- Enseña a sus discípulos con las fuentes originales cabalistas sin reemplazarlas con sus propios textos (aparte de la literatura auxiliar que escribe para diseminación o enseñar a los principiantes).  
- Jamás atrae la atención de sus discípulos hacía sí mismo.
- Dirige a los discípulos al Creador, esto es, a adquirir sus atributos.


La Conexión entre Maestro y Discípulo


La conexión entre el maestro y los discípulos depende sólo de lo que pida el discípulo. Se determina por la facilidad del estudiante para captar la esencia interior de las fuentes cabalistas que recibe de su maestro sin obstáculos.

Es el admirable trabajo que realiza el estudiante. No debe jamás ensalzar a su maestro; únicamente debe estar consciente de los logros espirituales de su guía. Todos los demás atributos, características, rasgos de personalidad, apariencia externa son totalmente irrelevantes. Lo más importante es escuchar los consejos del instructor y aspirar a llevarlos a la práctica.


El Papel del Instructor en la Cabalá


El instructor debe responder las preguntas del alumno pero en la medida y forma que sean adecuadas para el discípulo, (en ocultación) como si se le diera el conocimiento envuelto en una caja o papel. La respuesta puede quedar oculta, ser confusa y en el aire. "En la forma adecuada", significa que debe darse de tal manera que armonice al estudiante al máximo para alcanzar la Meta, (11) aspirar a Ella.

En la Cabalá lo más importante es la dirección que tienen nuestros pensamientos, la intención que tenemos cuando ejecutamos cualquier acción.

El instructor debe ser muy hábil al explicar el material a los estudiantes para que vayan surgiendo más interrogantes. Esto es, el contenido de la respuesta debe sintonizar al estudiante con un desarrollo interior continuo y se despierten otras preguntas que despejen niveles posteriores de deseos y conocimientos. El estudiante no tiene la posibilidad de encontrar la verdad directamente; es por esto que el instructor contesta al estudiante lo que desea escuchar, pero dentro de la respuesta ira oculta la información indispensable para el crecimiento constante de la aspiración del estudiante por la Meta.

El instructor debe dar al estudiante el conocimiento específico y concreto acerca de la estructura de los mundos, esto es, acerca de los estados potenciales por los que puede atravesar. La información puede parecer árida y monótona al principio pero al cabo de un cierto tiempo, a medida que va avanzando, el estudiante revela conexiones y

(11) La Meta de la Creación - Comprender la Ley General del universo; lograr equivalencia en la forma con el Creador.

relaciones entre cada partícula del universo (incluyendo el Pensamiento del Creador) que antes estaban ocultas. El material sobre los esquemas del universo y el descenso de los mundos debe estudiarse paralelamente con los artículos relacionados a los procesos de desarrollo individual y social acerca del trabajo interior del hombre. 


Libros Cabalistas


Todas las obras cabalistas describen el sistema de interacción entre el Creador y las criaturas que creó.

Muchos Cabalistas que lograron alcanzar el Pensamiento de la Creación describieron todos los estados de descenso desde el punto de unión con el Creador hasta nuestro mundo en donde la creación existe en total ocultación. Estos trabajos ejercen una influencia especial en las personas que las estudian, ya que hablan de estados a través de los cuales tiene que atravesar la humanidad y cada individuo por sí mismo, estados que existen en potencia pero aún se encuentran ocultos de las personas que posteriormente tendrán que alcanzarlos.

Si al estar leyendo un libro, el individuo añade su deseo y aspiración de recorrer el camino, palabra por palabra, entonces revela al Creador, después de una cantidad específica de esfuerzos. Esto quiere decir que empieza a adquirir atributos del Creador bajo la influencia de lo que lee, llegando a ser capaz de revelar la Fuerza Superior conforme a las leyes de equivalencia de la forma, esto es, revelar el siguiente nivel superior. Así el estudiante introduce su deseo en la fórmula expuesta por el cabalista en su obra.

Es parecido a una fórmula matemática. Por sí misma no tiene vida; de lo que habla y los estados que describe son desconocidos. Simplemente expresa la conexión que existe entre partes separadas de la creación. Es el alumno que se integra a la fórmula. Puesto que durante el proceso del estudio siente el deseo de percibir estos estados, invoca, por el texto, una influencia específica sobre sí mismo, con la simple aspiración; esta influencia cambia sus percepciones y lo conduce al mundo espiritual.

Quisiéramos recordar al lector que percibimos cada mundo o estado espiritual (en hebreo "mundo" o "ocultación" son la misma palabra) dentro de nuestros deseos que se han hecho semejantes a las Leyes Superiores de la naturaleza o al Creador (Naturaleza y el Creador es lo mismo) en mayor o menor grado. El Libro del Zohar afirma que todos los mundos existen dentro de una persona. Este es un punto muy importante que ayuda a los estudiantes a no cometer muchos errores y desviaciones en el proceso del estudio.


Una Breve Descripción de las obras de Baal Hasulam


Los Artículos (Garantía Mutua, La Paz y otros) fueron escritos especialmente para los alumnos principiantes y los dirige a un logro personal y a conducir una búsqueda interior en su naturaleza.

Las Cartas, no fueron escritas para un estudio general, sino que se leen para propósitos estrechos y particulares. Las Cartas se estudian selectivamente dependiendo del estado interior del estudiante.

El Estudio de las Diez Sefirot, el texto fundamental de la Cabalá que describe todo el trabajo espiritual de una persona que va atravesando los niveles de corrección y va transformando su naturaleza. Para los individuos que aún no han llegado a un nivel de logro interior es la fuente de influencia y cambio de los atributos internos con el propósito de llegar a tener equivalencia con los atributos del Creador. Después de estudiar el artículo Introducción a la Ciencia de la Cabalá, las personas continúan con el estudio de El Estudio de los Diez Sefirot en el siguiente orden: 4, 6, 8, 16, 3, 15, 1, 2, 7, 9, 10, 11, 12, 14, 13 y parte del 5.

El Libro del Zohar con los Comentarios de Baal HaSulam. Es esta una explicación de todo el trabajo espiritual siguiendo el método de las tres líneas.(12) Únicamente aquellos que transitan por tres líneas pueden comprender el Libro del Zohar, esto es, las personas que ya han alcanzado un cierto nivel espiritual al percibir las leyes de la Naturaleza o la Fuerza Superior. Llamamos a esta fuerza Superior o Espiritual puesto que es Ella la que nos ha creado. Ella es la causa y nosotros somos el resultado. Las personas estudian el Libro del Zohar una vez que ha estudiado los Artículos de Baal Hasulam, la Introducción al Libro del Zohar y la Introducción a la ciencia de la Cabalá.


¿Qué significa "Estudiar"?


El progreso del estudiante en la Cabalá reposa en tres factores. Estos son: estudiar las fuentes verdaderas de la Cabalá, un maestro, y un cuerpo de personas con aspiraciones afines. El maestro proporciona las directrices y explica los métodos de investigación. El grupo de personas con aspiraciones afines es el espacio de investigación en donde el individuo trata de esclarecer su mismísima actitud hacia su ambiente y cambiarla, haciéndola similar a las leyes de la naturaleza que se estudian en las fuentes cabalistas.

Estudiar significa trabajar con los libros y esperar que este afán, unido a sus esfuerzos previos para poner en claro e investigar su naturaleza, tenga como resultado una transformación en sus percepciones, a fin de experimentar los estados descritos por los cabalistas.

(12) Tres líneas - un sistema que permite a una persona lograr la equivalencia con el Creador. La línea de la izquierda es el deseo de recibir (el atributo de la creación), la línea de la derecha es el deseo de otorgar (el atributo del Creador) y el hombre crea la línea de en medio independientemente por su aspiración de corresponder o asemejarse al Creador.

Los libros deben ser fuentes cabalistas auténticas y verdaderas; estas son, el Libro del Zohar y los escritos del Ari, Baal HaSulam y Rabash. (13)

El maestro debe ser alguien que comprende el camino por el que él mismo ha transitado, sirva de ejemplo para el progreso, dé los consejos necesarios, coordine el trabajo de grupo y dirija el proceso de estudio. El grupo lo integran personas que se han reunido alrededor del maestro y los libros auténticos con la intención seria de estudiar y alcanzar el Pensamiento de la Creación en la práctica, siendo este Pensamiento la revelación del Creador a sus criaturas en este mundo, tal como lo describe Baal HaSulam en su artículo La Esencia de la Ciencia de la Cabalá.

Estos son los tres factores que constituyen el ambiente de trabajo para una persona que desea avanzar por el sendero espiritual.


El Propósito del Estudio de la Cabalá


- Uno de los propósitos del estudio es que el material que se examina logre influir en la persona y transforme sus atributos interiores, teniendo como objetivo alcanzar la equivalencia de la forma con el Creador. Para esto, se requiere del deseo de estar en el nivel de la persona que tuvo estas experiencias y nos las transmite. Los libros, que se adaptan mejor a nuestra generación, son las obras del gran cabalista del Siglo Veinte Baal HaSulam, por lo que consagramos la mayor parte del proceso del estudio precisamente a ellos.

- El verdadero objetivo del estudio es poner en claro la conexión interna con el material que se examina, investigar toda la materia, atributos y acciones que podamos observar dentro de nosotros mismos, puesto que los libros cabalistas hablan únicamente acerca de lo que le ocurre al hombre y sus percepciones en el mundo.

- El estudio no debe ser coercitivo, sino debe irse adaptando al estudiante, de acuerdo a sus preguntas y a su nivel de desarrollo interior intelectual. El discípulo progresa en el estudio y en sus logros sólo en la medida de sus deseos. Cualquier logro en la Cabalá presupone una aspiración interior para investigar las acciones del Creador dentro de uno mismo; por lo tanto, todo depende de nuestro propio deseo. "No hay coerción en la espiritualidad" es una ley que se asienta en la base de nuestros deseos.

(13) Rabash - Rav Baruch Ashlag (1906-1991), el hijo y discípulo de Baal HaSulam, autor del libro Los Peldaños de la Escalera que describe todas las fases del trabajo interior del hombre por la primera vez.

¿Cómo Abordar al Estudio?


Para el estudiante que se inicia en la Cabalá, es muy difícil comprender que es el estudio que va a facilitar el surgimiento de la capacidad de transformarnos y revelar y percibir estados elevados, que están cerca de la Meta de la Creación.

El estudiante debe lograr un cierto enfoque en sus estudios cuando se da cuenta que son el lugar de su trabajo o laboratorio y él mismo es el material con que va a trabajar, corrigiendo, transformando y perfeccionándolo. Siempre se deben tener presentes las razones por las que estudias, por las que abres el libro y lo que deseas lograr con su ayuda.

Desde este punto de vista, el proceso del estudio requiere del más pragmático de los acercamientos, uno que sea exigente y orientado hacia una meta. Significa que la persona está dispuesta a hacer grandes esfuerzos cualitativos durante sus estudios. Sin este requisito, no hay ni la menor esperanza de recibir correcciones. La fuerza que se encuentra en todos los libros cabalistas (particularmente los escritos por Baal HaSulam) conlleva una intensidad de influencia en una persona, dependiendo de qué tan grande sea su deseo.

No existe en el mundo otra fuerza de corrección que no sea la fuerza espiritual que recibimos de las auténticas fuentes cabalistas. Un libro es el único medio para ponerse en contacto con la Fuente Superior. En él estudiamos las leyes del Mundo Superior y al hacerlo invocamos su influencia en nosotros. De esta forma, seremos la razón de que la ley se acerque a nosotros y los procesos que leemos empiecen a cambiar nuestras percepciones ya que todo ocurre dentro de nosotros. Cuando las leemos se revelan aún más y tienen una influencia más efectiva.

Una persona no debe por ningún motivo sentarse a estudiar el material durante las veinticuatro horas del día. Lo más importante es recibir la fuerza, deseo y aspiración para transformar la percepción, corregir su percepción egocéntrica del mundo, avanzar en la dirección correcta y pensar en todo esto durante el día, independientemente de su estado interno. Es muy importante estudiar por la mañana antes de ir al trabajo, al menos durante un cuarto de hora. Todo esto es muy distinto a la forma tradicional de estudio pero debemos relacionarnos a los libros cabalistas sólo de esta manera. Un libro es una fuente de fuerzas - la acumulación del conocimiento es secundaria.

Hoy en día los libros cabalistas han sido traducidos a muchos idiomas. Uno puede leerlos en el que sea pero es necesario aprender las principales definiciones (hay varios cientos de ellas) en el lenguaje original.


La Lección


La parte dedicada a la preparación de la lección tiene el propósito de poner en claro las aspiraciones del estudiante o definir por qué asiste a la lección. Podría parecer extraño pero esta parte del trabajo es el factor más importante que determina el progreso de la lección después. Uno debe preguntarse, "¿Cuál es mi Meta al iniciar el proceso del estudio y cuáles son los resultados que espero de mi investigación?"

La preparación debe durar entre diez a quince minutos. Al cabo de varios meses de estudio, la preparación tomará más tiempo porque irán apareciendo expresiones más precisas de nuestro estado, mediciones más sutiles de los tenues matices de los pensamientos propios, las intenciones y cálculos. Debe tener uno muy claro que toda la información contenida en el texto lo influye tan sólo en la medida de su deseo de transformación.

El sentirme en armonía con la lección quiere decir que comprendo que el libro que estudio describe mi estado propio, el mío personal, y no debe uno nunca imaginar ningún objeto material externo, procesos históricos o formas geométricas.

La parte primordial de la lección
es meterse literalmente dentro de los estados que se describen en los libros cabalistas. La primera mitad de la lección (que generalmente dura una hora) es la continuación de la preparación, una sintonía con el trabajo interior, pero más específica, dependiendo del material elegido. Es muy recomendable leer los Artículos y Cartas sobre el trabajo espiritual escritos por Baal HaSulam y Rabash. La segunda parte de la lección es necesariamente el estudio del libro de Baal haSulam, el Estudio de las Diez Sefirot o para los principiantes, La Introducción a la Ciencia de la Cabalá.


La Influencia de la Luz


Como lo mencionamos antes, los libros de Baal HaSulam describen todas las etapas de la creación, desde el Pensamiento mismo y su descenso hasta nuestro mundo. El término "nuestro mundo" se refiere a la percepción del espacio más alejado de la primera causa y la absoluta imposibilidad del más mínimo contacto con Él, teniendo en segundo plano el hecho que nos damos cuenta de su existencia y deseamos revelarla plenamente. Por lo tanto, al ir estudiando estos estados y ver que desea alcanzarlos como sensaciones, el estudiante invoca la influencia de las fuerzas que operan en él y que se encuentran en el texto. Examinemos este proceso con más detalle.

Toda la humanidad existe dentro del espacio de una fuerza que llamamos "el Creador". Mientras nos encontramos dentro de ella, podemos cambiar el campo de la influencia del Creador para dirigirla hacia nosotros. En general, podemos hablar de un espacio o campo sólo en lo relativo a quién está adentro, justamente porque la persona crea una influencia o un obstáculo y puede hacer un cambio en esta parte del campo. La influencia especial que puede tener un lugar en la persona corresponde a la influencia que tiene cualquier objeto en ese lugar. Al mismo tiempo los cinco sentidos de nuestro cuerpo biológico nunca cambian; continuamos viviendo y trabajando en el mundo material, pero nos damos cuenta de las causas, la Meta y las interconexiones entre todas las partes del universo con el deseo adicional que hemos adquirido. Esto es el resultado de la influencia de la "Luz Circundante".

La Luz Circundante es la influencia del campo en una persona que aún no la percibe o está consciente de ella. Sin embargo, lo influye de tal forma que la persona puede ya realizar algunos esfuerzos, directamente o por medio de un maestro que se encuentre cerca de él.

"Cerca de él" quiere decir que en potencia ya hay una equivalencia de la forma o equivalencia en los pensamientos de ambos. Cuando una persona esta al lado de un gran cabalista y estudia los libros de la Cabalá con la intención correcta, la persona cambia la relación entre sí mismo y el campo del Creador debido a la fuerza de su deseo. En esencia, este es el resultado deseable que podemos extraer de esta fuerza, obteniéndolo por medio de una persona que ya ha cambiado el espacio a su alrededor, a causa de la potencial diferencia que hay entre él y el espacio.

Aquí realmente podemos deducir lo mismo que en las fórmulas de física, por ejemplo. En la Cabalá estamos trabajando con las fuerzas del pensamiento y los deseos, pero el principio es el mismo.

No sabemos quién es el Creador y lo que será este campo, pero lo revelamos, lo influenciamos y cambiamos la influencia que tiene sobre nosotros con nuestros deseos y aspiraciones. Tendremos la sensación del atributo de otorgamiento únicamente si transformamos nuestro atributo de receptivo a otorgante. En esencia, llamamos al Creador precisamente el deseo de otorgar, ya que revelamos que el atributo existe en nuestra raíz y la rige Él. A nuestro deseo de recibir lo llamamos "creación". Es por esta razón que todos nuestros pensamientos durante el estudio deben enfocarse a la influencia de la Luz Circundante que nos asiste a acercarnos a nuestra raíz, la primera causa, esto es, la equivalencia de la forma.

Nota: Se considera que una lección es cualquier forma de estudio antes mencionada (ver la sección acerca de las oportunidades de estudiar Cabalá).


El Enfoque Correcto al Estudiar los Textos Cabalistas


Como en todas las ciencias, el aprendizaje de la Cabalá se desarrolla paso a paso, atravesando por muchos niveles. En un principio asimilamos lo más superficial y sencillo, la información inicial, los esquemas simplificados y la imagen general. A continuación viene la segunda fase que es un análisis minucioso de cada detalle. Y por último la tercera fase en donde se conectan todos los detalles a una imagen general.

De esta forma, la imagen general del sistema aparece paso a paso; posteriormente los detalles se definen con más precisión y empezamos a sentir los procesos como percepciones en lugar de especulaciones. Un especialista en cualquier campo es alguien que percibe el material sin artefactos y mapas por medio de un sexto sentido, por así decirlo.

La Cabalá exige que el estudiante repase el texto una y otra vez hasta que empiece a tener percepciones adecuadas del material de estudio. Lo anterior puede compararse a las percepciones de un músico que lee una partitura; a través de los símbolos de las notas puede ver la imagen total de la composición musical.

Al final de la Introducción al Talmud de los Diez Sefirots hay una sección que se llama "El Orden en el Estudio". Baal HaSulam escribe que el orden en el estudio consiste en que el estudiante debe memorizar todas las definiciones. ¿Por qué? Para que al ir leyendo el libro no piense en figuras geométricas, imágenes y en elementos distintos y tenga conceptos materializados acerca de los objetos que se estudian en los libros cabalistas. Cuando leemos términos como "Luz Directa", "Luz Reflejada", "círculo". Y "Restricción", el estudiante debe imaginar que estos términos están dentro de él, en sus sensaciones, pensamientos y deseos.

De esta forma, por ejemplo "Luz Directa" quiere decir que estoy dispuesto a aceptar el llenado sin límites o restricciones; y "Restricción" significa que realmente lo deseo, pero yo mismo me impongo límites. Todo este trabajo es necesario para que cada palabra invoque dentro de nosotros una reacción acorde a la percepción correspondiente y no a una reacción meramente especulativa.

La transición de las figuras geométricas y los mapas al deseo de participar en estos procesos por medio de percepciones requiere un conocimiento preciso de las definiciones de cada noción en el libro. En este caso seremos capaces de transformar inmediata y automáticamente cualquier término en nuestro interior. Va a surgir como una percepción que va a acompañar la definición que hemos memorizado y esto es muy significativo. La tarea del estudiante es adaptar estas definiciones cada vez mejor; de esta forma sus logros serán más profundos, yendo de la dimensión especulativa a una interior basada en percepciones.

En el Punto 155 de la Introducción al Estudio de las Diez Sefirot, Baal HaSulam escribe, "Aunque no vayan entendiendo lo que se les enseña, a través del anhelo y vivo deseo de comprender lo que están aprendiendo, despiertan dentro de ellos mismos las luces que rodean sus almas". Las Luces Circundantes no nos influyen hasta el punto que deseemos comprender el material de estudio. Por ejemplo, yo deseo comprender por qué estos círculos aparecen precisamente de esta forma y no en otra, o por qué la creación consiste de cinco partes, etc. Este enfoque al estudio de los libros cabalistas es incorrecto.

La Luz Circundante me influye en la medida en que mi deseo sea penetrar en estos estados, tener equivalencia en la forma con ellos y ser aquel que logre alcanzarlos. La Luz Circundante es la energía que influye al deseo potencial del estudiante de ser igual que el Creador, pero él no penetra en esta energía porque él no tiene la equivalencia en la forma o correspondencia. En la medida que deseemos ser sensibles a la Luz Circundante, la interiorizamos; esto es, empezamos a percibir la influencia de Creador que antes estaba oculta.


Tarea


La tarea consiste en la preparación de la siguiente lección lo cual debe hacerse dentro de las 24 horas.

Es necesario que una persona estudie todos los días o cada 24 horas; debe leer, por lo menos, unas líneas de un libro. El dejar de estudiar 24 horas va a provocar una demora de semanas e inclusive de meses. No se puede estudiar el material por 10 horas seguidas y tomar un descanso de una semana. Es mucho más efectivo dedicar una hora por semana pero estudiar con constancia todos los días. Esta condición es indispensable si desea seriamente avanzar en el estudio y no hay concesiones en este aspecto.

Es muy importante trabajar con los materiales cabalistas durante el día.

El objetivo de tales estudios es preparar el trabajo que hará durante la lección, así como a crear la base interior de información general memorizando los términos y definiciones.

A continuación encontrarán varios ejemplos de tareas que se pueden realizar al trabajar con los textos. Cada tarea debe llevarse a cabo después de haber estudiado el tema completo, la sección o la lección.

- Establecer el tema principal de la lección.

- Escribir un resumen y definir cuál de los dos enfoques siguientes utiliza el autor.

1. El autor inmediatamente nos provee el resultado final y luego explica como llegar al mismo.

2. El autor conduce al lector al resultado final gradualmente, paso a paso.

- Describir la conexión causa y efecto que utiliza el autor del artículo para llevarnos a resolver el problema planteado.

- Intentar llegar al mismo resultado utilizando un método distinto, como utilizar ejemplos de otras ciencias. 


Las Oportunidades de Estudio


Existen varios caminos para estudiar la Cabalá.

1. Uno de ellos es a través del Internet cuya dirección en la red es www.Cabalá.info Hoy en día este sitio provee a los usuarios acceso ilimitado a los textos auténticos en más de veinte idiomas, sin inscripción previa o sin tener que proporciona datos personales. Es este uno de los sitios de Internet más amplios conforme a la cantidad de material educativo e informativo sobre la auténtica Cabalá. Allí van a poder encontrar traducciones de los artículos originales de Baal HaSulam y otros cabalistas

2. La Academia Internacional de Cabalá bajo la dirección del científico, cabalista y profesor de ontología y la teoría del conocimiento, Michael Laitman, diariamente se presenta en vivo en video conferencia y dicta lecciones y conferencias al mundo entero con traducción simultánea en cinco idiomas, con una demostración de mapas y la oportunidad de formular preguntas y recibir respuestas en vivo. Las grabaciones de las lecciones se integran al archivo de medios.

3. El Instituto Ashlag de Investigación de la Cabalá fue creado apoyado por la Academia Internacional de la Cabalá. Los instructores del Instituto han desarrollado un sistema de estudio por larga distancia a través del Internet echando mano de la tecnología moderna de las comunicaciones que permite que los procesos de estudio se complementen con fragmentos de audio y video, lecciones virtuales en línea, participación en el foro y otras servicios interactivos.

4. Hay una oportunidad de individualmente acercarse a la Cabalá a través de los libros de Michael laitman, autor de más de 30 libros de Cabalá que son en esencia comentarios profundos sobre las fuentes originales cabalistas.
 

Biblioteca

Nuevo Curso Virtual

¿HAY SOLUCIÓN PARA EL ANTISEMITISMO?

Canal de Cabalá

The Books

Cabala_para_no_inciados-S-1
Cabalá para No Iniciados
Adquirir

Rescate_De_La_Crisis_Mundial-S-1
Rescate de La Crisis Mundial
Adquirir

Share On


Library

SPA zohar

El Zóhar
Adquirir

        El Libro del Zóhar            (El Libro del Esplendor

Fuente de sabiduría que trasciende los límites del tiempo y base de todos los escritos cabalísticos.

 

 


Spanish custom HTML widget

Spanish module